El parlamento ruso aprobó la ley que prohíbe la difusión de contenidos LGBT+

Internacionales 25/11/2022 Por Editor
La nueva legislación intensifica la represión de la comunidad homosexual en Rusia, afectando desde libros y películas hasta publicaciones en las redes sociales.
Rusia_1

Los legisladores rusos aprobaron por unanimidad un proyecto de ley que prohíbe toda forma de “propaganda” LGBTQ en una lectura final el jueves, mientras el presidente Vladimir Putin busca promover su país como la antítesis de los valores liberales occidentales.

Rusia ya cuenta con una ley que prohíbe la llamada “propaganda gay” para los menores, y el nuevo proyecto de ley la ampliaría para incluir a los adultos y prohibiría efectivamente cualquier mención pública de las relaciones homosexuales.

Los activistas de los derechos humanos afirman que la nueva legislación intensifica la represión de las relaciones LGBTQ en Rusia, afectando a todo, desde libros y películas hasta publicaciones en las redes sociales e incluso espectáculos de drags.

La legislación deberá ser respaldada por la Cámara Alta y por Putin antes de convertirse en ley, pasos que se consideran una formalidad.

En medio de las crecientes tensiones con las principales democracias del mundo, mientras el Kremlin impulsa su ofensiva en Ucrania, Putin ha estado promoviendo valores cada vez más conservadores para reunir a su principal electorado.

“Cualquier propaganda de relaciones sexuales no tradicionales tendrá consecuencias”, dijo en Telegram el presidente de la Duma Estatal, la cámara baja del parlamento ruso, Vyacheslav Volodin.

La legislación, dijo, “protegerá a nuestros hijos y el futuro del país de la oscuridad difundida por los Estados Unidos y Europa”.

“Tenemos nuestras propias tradiciones y valores”, agregó.

El proyecto de ley también prohíbe la “propaganda de la pedofilia y el cambio de sexo”.

La legislación prohíbe lo que las autoridades consideran “propaganda” LGBTQ en la publicidad, los libros, los medios de comunicación y el cine.

Los infractores se enfrentarán a fuertes multas de hasta 10 millones de rublos (165.000 dólares).

La Duma dijo que se bloquearán los sitios web que contengan información prohibida.

Las productoras de cine y los editores de libros rusos han expresado su preocupación por el proyecto de ley, diciendo que podría dar lugar a la prohibición de algunos clásicos rusos, como “Lolita” de Vladimir Nabokov.

“Las películas que promuevan este tipo de relaciones no recibirán un certificado de distribución”, dijo la Duma.

Los grupos de derechos LGBTQ han pedido a Rusia que no adopte la medida, alegando que prohibirá cualquier mención pública de las minorías sexuales.

Te puede interesar