Pastores de Concordia y Salto mostraron su gratitud por la “Marcha por Jesús”

Concordia 21/11/2022 Por Editor
Pastores Unidos de Concordia se mostraron agradecidos por la marcha del día sábado y expresaron en conjunto un documento en nombre de la comunidad cristiana evangélica de la ciudad de Concordia, en simultáneo con iglesias de la República Argentina como también con iglesias de la república oriental del Uruguay.
IMG-20221121-WA0010

El comunicado emitido desde APUC (Asociación Civil Pastores Unidos de Concordia) se leyó en la Marcha por Jesús que tuvo lugar este sábado en nuestra ciudad transcribe a continuación:

"Documento MARCHA POR JESUS

A las autoridades y sociedad en general

Quienes suscribimos este documento lo hacemos en nombre de la comunidad cristiana evangélica de la ciudad de Concordia y en simultaneo con iglesias de la republica argentina como también con iglesias de la república oriental del Uruguay.

Expresamos lo siguiente:

Reivindicamos nuestra fe inquebrantable en Dios padre creador del cielo y la tierra, en Jesucristo su hijo salvador camino verdad y vida y en el Espíritu Santo .

Reconocemos que la santa biblia es la palabra de Dios escrita donde su voluntad divina se expresa respecto a la vida en este plano y en la vida eterna

Reconocemos que Dios ha instituido el matrimonio hombre y mujer

Reconocemos a la familia tradicional conformada por papa y mama he hijos, Reconocemos la vida desde la concepción. Que la vida solo la da y la toma Dios su creador.

Reivindicamos la importancia de respetar las etapas de las personas y su biología, cuidando a quienes transitan los extremos de la vida como lo es LA NIÑEZ Y ANCIANIDAD.

Reivindicamos nuestra necesidad de Dios y sus principios morales pues le es peligroso al hombre dejarse gobernar por ideologías netamente humanistas falibles y llenas de intenciones maléficas que denigran al ser desde su esencia.

Observamos la urgencia de un marco social que permita a las personas gozar de su dignidad donde exista igualdad de oportunidades para todos sin distinción de credos, respecto al trabajo genuino y a la educación basada en la ciencia y la biología, también observamos la necesidad de vivir en un marco de verdad, de justicia y seguridad de cada habitante de nuestra ciudad, y mantenemos nuestro compromiso a seguir colaborando intensamente para alcanzar este estado.

Identificamos la necesidad de líderes en todos los ámbitos sociales que gocen de integridad, que porten una palabra de valor, que sepan diferenciar lo bueno de lo malo, que sean empáticos, sensibles a la necesidad del otro, que carguen con valores como ser el amor al prójimo y su respeto, misericordiosos y veraces. Que aprovechen los lugares de autoridad he influencia para el bien común y no egoístamente.

Creemos que urge la CORRECTA INTERPRETACIÓN de temas relacionados con la inclusión y la justicia social, como también de cuestiones referidas a la igualdad de género, acompañamos gestiones que dignifiquen a la mujer tanto como al varón.

Reconocemos que las personas adultas gozan del derecho de elegir su orientación sexual, como también a decidir no procrear, pero no aceptamos el aprovechamiento de la etapa de vulnerabilidad de la niñez para adoctrinar a nuestros hijos con sus ideologías anticristianas. ¡Estamos de acuerdo en que No es no!

Vemos como los distintos gobiernos adoptan como políticas de estado cuestiones que priorizan la ideología de género, no siendo inclusivos con quienes nos identificamos con valores tradicionales, si, NOS SENTIMOS EXCLUIDOS. Padeciendo así injustas decisiones gubernamentales, entre otras, Otorgando derechos a una minoría para quitársela a la gran mayoría. Cada vez son más los gestos hacia un pequeño grupo que ha logrado imponer su autoritarismo ideológico inflamado con un odio evidente a quienes no pensamos como ellos. Jamás se nos ocurriría exigir por ejemplo cupos laborales por el simple argumento de ser EVANGELICOS como tampoco ningún tratamiento diferenciado del resto de la sociedad por el hecho de nuestra decisión de fe, la sociedad no tiene ninguna responsabilidad de nuestra decisión como tampoco debe financiar nuestras decisiones, mientras que vemos como millonarios presupuestos son asignados a un sector en particular que pretende que todos financiemos decisiones personales en particular referidas a cuestiones de orientación sexual.

Es evidente el fuerte acompañamiento de un mayoritario sector político, sectores de la prensa y distintas entidades decididamente comprometidas , tal vez, por intereses que los condicionan a gestionar en favor de unos pocos y en desmedro de la mayoría de la sociedad que pretende guardar una cultura basada en valores de la fe que profesamos.

Por último, hacemos un llamado a todos los hombres y mujeres de buena voluntad a trabajar unidos en pos de salvar nuestra sociedad de toda desventura y trabajar por un futuro promisorio para nuestras próximas generaciones, que puedan disfrutar de vivir en una sociedad acorde a la dignidad que les fue asignado por Dios al ser hechos a su imagen y semejanza.

No estamos dispuestos a naturalizar ni aceptar la pobreza, la indigencia, el hambre, la corrupción, la desigualdad, la injusticia, la violencia , el avasallamiento de los derechos , el ser señalados y perseguidos por nuestra fe y ser tratados como ciudadanos de una inferior valor, la falta de oportunidades para el trabajo digno, el adoctrinamiento mediante la educación, un sistema de salud vulnerable QUE TIENE RECURSOS PARA ABORTAR y realizar cambios de sexo o tratamientos hormonales de forma inmediata, pero desatiende la urgencia de quienes padecen enfermedades y deben lidiar para conseguir turno y medicación adecuada y oportuna.

También decimos que solo en Dios hay vida eterna, esperanza y vida abundante, que la vida es imposible si pretendemos vivir a espaldas de Dios. Basta observar las problemáticas actuales para afirmar esta declaración.

Es imposible alcanzar el ideal de una vida en paz y prosperidad mientras se pretenda vivir en una sociedad AMORAL  ignorando el consejo divino que nos dice como vivir de tal manera que convivamos en paz y bienestar.

Oramos para que Dios ilumine nuestra nación, perdone nuestros pecados sane nuestra tierra y nos bendiga con su amor eterno en la persona de Jesucristo.

Oramos para que Dios bendiga a cada habitante de esta ciudad, también para que Dios bendiga su amada iglesia.

Atte. Pastor Daniel Ozuna Presidente de A.P.U.C y comisión ejecutiva".

Te puede interesar