El líder de “la banda de los copitos” pidió su excarcelación antes de declarar por el ataque a CFK

Policiales 17/09/2022 Por Editor
Se trata de Gabriel Carrizo, quien fue trasladado esta mañana a Comodoro Py. Tiene previsto hablar ante la jueza Capuchetti y el fiscal Rívolo.
Caso Sabag
Gabriel Nicolás Carrizo, con la cabeza cubierta, al llegar a Comodoro Py.

Gabriel Nicolás Carrizo, el cuarto detenido por el intento de homicidio a la vicepresidenta Cristina Kirchner, pidió su excarcelación antes de ser indagado esta mañana en los tribunales de Comodoro Py. Carrizo primero fue testigo en la causa y, tras pasar a ser acusado, fue detenido el miércoles a la tarde. Se suma a Fernando Sabag Montiel, Brenda Uliarte y Agustina Díaz.

Su indagatoria se realizará horas después de que la jueza federal María Eugenia Capuchetti, que lleva adelante la causa por el ataque contra la ex mandataria nacional, dictara el procesamiento con prisión preventiva contra Sabag Montiel y Uliarte.

La defensa de Carrizo, a cargo de los abogados Gastón Marano y Brenda Salva, pidieron la libertad del acusado. Ahora deberá dictaminar el fiscal Carlos Rívolo y luego resolver la jueza Capuchetti. La causa ya tiene un primer pedido de excarcelación que fue rechazado. Fue el de Agustina Díaz, la amiga de Brenda Uliarte.

Carrizo fue trasladado desde la sede de la localidad bonaerense de Ezeiza de la Policía de Seguridad Aeroportuaria a los tribunales de Comodoro Py para ser indagado por la magistrada y por el fiscal Rívolo. Su defensa confirmó que declarará en su indagatoria. Antes de la declaración, la defensa analizaba hacer una serie de presentaciones para objetar la investigación.

Carrizo fue detenido el miércoles pasado, cuando se presentó a la tarde en Comodoro Py para retirar el teléfono celular que una semana antes había entregado cuando declaró como testigo. Allí dijo que el 1 de septiembre, cuando fue el ataque a la ex presidenta, no estuvo en la zona de la casa y se presentó como una suerte de jefe del grupo de amigos que vendía los copos porque era el dueño del carro y de la garrafa con la que trabajaban.

Pero su situación cambió tras el análisis del contenido de su teléfono y otros elementos de prueba que se incorporaron a la causa. Carrizo ya designó como abogado a Gastón Marano, que ayer se entrevistó para definir la estrategia ante la indagatoria. La casa de Carrizo, en la localidad bonaerense de Morón, fue allanada ayer a la noche y entre otras cosas le secuestraron dos celulares que serán peritados.

Carrizo, Uliarte y el resto de los integrantes de “la banda de los copitos” dieron al día siguiente del atentado una entrevista al canal de noticias Telefé. Cuando el periodista Rodolfo Barilli le preguntó a Uliarte si Sabag Montiel tuvo alguna frase violenta contra la Vicepresidenta, la joven guardó silencio y Carrizo fue el que decidió contestar: “No vinimos por eso nosotros. Vinimos por otra cosa. Vinimos a aclarar que no somos cómplices de lo que pasó. Nos están amenazando. Y cuando salgamos a la calle, nos puede pasar algo. Nos están diciendo que somos un grupo terrorista. Yo me dedico a hacer algodón de azúcar”.

El 1 de septiembre Sabag Montiel fue detenido cuando intentó matar a Cristina Kirchner al gatillar a pocos centímetros de su cara con una pistola Bersa calibre 32 cuando la ex mandataria saludaba a la gente que estaba en la puerta de su domicilio. Se trataba del día 11 de apoyo a CFK tras el pedido de condena en el juicio oral por la obra pública.

Tres días después, fue detenida Uliarte en la estación de tren Palermo de la línea San Martín. La joven había dicho públicamente que el día del hecho no había estado en la zona de la casa de Cristina Kirchner, pero imágenes la ubicaron en el lugar.

También se halló prueba clave en el celular de Uliarte. Allí se registraron comunicaciones de ella con su amiga Díaz. “Hoy me convierto en San Martín, voy a mandar a matar a Cristina. Me re pudrí que hablen y no hagan nada. Yo si voy a hacer. Se me metió el espíritu de San Martín en el cuerpo. Que hija de puta se metió adentro antes de que le meta el tiro”, es una de las frases. También “mandé a matar a la vice Cristina. No salió porque se metió para adentro. Una bronca te juro la tenía ahí. Los liberales ya me tienen re podrida yendo a hacerse los revolucionarios con antorchas en Plaza de Mayo basta de hablar hay que actuar. Mandé un tipo para que la mate a Cristi”.

La jueza Capuchetti rechazó liberar a Díaz porque consideró que existen riesgos procesales si queda en libertad y que hay medidas de prueba en curso.

En tanto, el jueves decidió procesar con prisión preventiva a Sabag Montiel y a Uliarte por intentar asesinar a Cristina Kirchner, en un plan ideado y premeditado ocurrido hace poco más de dos semanas.

De hecho, se descubrió que fue el 22 de abril del 2022 cuando comenzó a planearse el intento de magnicidio, cuando la joven le contó a su amiga Serena que había comprado un arma porque un ex la estaba molestando. En conversaciones posteriores, la acusada reveló que envió a “un tipo para que la mate a Cristi”.

Te puede interesar