Testimonio sobre el asalto a la esposa del viceintendente de Colonia Ayuí

Policiales 15/07/2022 Por Editor
La mujer fue atada de pies y manos, le robaron una importante cantidad de dinero y la dejaron abandonada en una calle vecinal.
Asalto

En diálogo con cronistas de diario EL SOL-Tele5, Carlos Benítez, funcionario del municipio de esa localidad y esposo de la mujer asaltada, expresó que “este es un momento difícil para mí y para mi familia por lo que le pasó a mi esposa”.

“Ella estuvo con una situación de crisis nerviosa, y también de hipotermia. Gracias a Dios en el hospital la controlaron, estuvo en observación hasta altas horas de la madrugada, y le tomaron declaración y realizaron todas las actuaciones policiales”, detalló sobre la experiencia que vivió la mujer.

Benítez aclaró que “regularmente no pasamos por ese lugar” y agradeció: “Gracias a Dios mi nena no fue con mi esposa porque siempre la acompañaba cuando yo no iba (a la Iglesia)”. 

Sobre lo ocurrido, Benítez precisó: “Ella dejó de usar el celular pasadas las 8 de la noche cuando ingresó a la Iglesia y después no se volvió a comunicar hasta que ella me llamó”.

“Ella me contó que venía por ese lugar y tuvo que bajar la velocidad porque hay muchos pozos y de repente le salieron dos tipos que le apuntaron con un arma y la obligaron a apagar las luces y a bajar por un camino que hay antes del puente del Ayuí”, detalló Benítez. “La llevaron unos 50 metros para abajo y le pidieron la plata”, agregó. “Sabemos que tenés biyuya, entregá la biyuya, danoslá”, expresó Carlos sobre lo exigido a su esposa por los malvivientes.

“Ella le dijo que se llevaran todo lo que quisieran, pero que no le hicieran daño. La hicieron arrodillar a unos metros del auto y la ataron”, continuó con el relato.

Luego de estar una media hora en esa condición, “ella se arrastró hasta llegar al auto porque los delincuentes, cuando le sacaron la plata, enseguida se fueron y quedó tirada en el piso Sola. Ahí se acordó que se le había caído entre la palanca de cambios el celular cuando iba a la Iglesia”. “Ella se arrastró unos metros y con la punta de los dedos pudo sacar el teléfono”, añadió.

“El hecho ocurrió alrededor de las 22:30 horas y yo me enteré casi a la medianoche porque yo estaba en mi casa esperándola, le mandaba mensajes y ella no me contestaba porque en ese lugar no hay señal”, admitió Benítez. 

Aún sorprendido por lo que le ocurrió a su esposa, el funcionario municipal de Colonia Ayuí comentó que “cuando ella recuperó el teléfono, intentó llamar a la policía. Llamó a un efectivo que tengo sincronizado al teléfono de ella, lo tengo agendado y llamó a la Policía cuando encontró señal”.

“En esa zona no hay señal y ella, acostada, de una forma u otra buscó señal para avisar lo que le había pasado. Me pudo llamar a mí y me contó lo que le había pasado y yo salí para allá”, contó Benítez. 

Una vez arribado al lugar, “la encontré maniatada de los pies y los brazos para atrás y ahí la cargamos al auto. Ella se desvaneció y la llevamos al hospital”, contó y reconoció que “no podemos creer que haya pasado algo así, sobre todo en Colonia Ayuí”.

Por último, el hombre comentó que su esposa "ahora está bien, se está recuperando, pero está muy dolorida”.

Te puede interesar