Se estrenó hace 17 años, pero la rompe en Netflix: razones para ver “Tiempo de valientes”

Show 09/07/2022 Por Editor
La película que Damián Szifron estrenó en 2005 fue restaurada para su lanzamiento en la popular plataforma de streaming.
Tiempo de valientes

Tiempo de valientes cumplió 17 años, pero parece nuevita. No sólo porque la película fue restaurada en calidad 4K, sino especialmente porque es muy efectiva, tiene una dupla protagónica con mucha química, y muchos nombres propios que merecen la oportunidad de verla (o reverla).

El filme, dirigido por Damián Szifron (Los Simuladores, Relatos salvajes), producido por K&S Films, llegó a Netflix y la rompió.

Se trata de una comedia de suspenso en tono policial que toma la fórmula del cine norteamericano de las parejas más desparejas y la trae al cine nacional con maestría. Aquí, tres razones para no perderse Tiempo de valientes.

Primera razón. La historia: Mariano Silverstein (Diego Peretti) es un psicoanalista que a raíz de un accidente de tránsito se ve involucrado en un juicio penal. En lugar de recibir una condena se compromete a realizar tareas comunitarias: le toca en suerte (o desgracia) atender a Alfredo Díaz (Luis Luque), un inspector de la Policía anímicamente devastado por la infidelidad de su mujer.

Una sesión de psicoanálisis durante la investigación de un crimen, mete a ambos al universo policial, con eventos que los llevan a zonas inesperadas.

Segunda razón. A Damián Szifron lo conocemos muy bien. Es el nombre detrás de grandes éxitos del audiovisual argentino, como Los Simuladores (tendrá una película en 2023), Hermanos y Detectives o Relatos Salvajes.

Además de saber imaginar y luego contar historias, Szifron sabe elegir elencos. Él se quedó con una pareja que funciona a la perfección, aceitada sobre un guion trabajado junto a Agustín Rolandelli y Nicolás Smudt.

Tercera razón. Restaurada en calidad 4K, con sonido remasterizado. El proceso de restauración se inició en agosto de 2021 y fue íntegramente supervisado por el director.

Originalmente, fue rodada en 35mm. Se escaneó el material fílmico en resolución 4K y se dio comienzo a un extenso proceso sobre la imagen digital, donde más de 130.000 cuadros de imagen fueron restaurados a lo largo de 60 días de trabajo.

En cuanto al sonido, se procedió a realizar una remasterización estéreo y 5.1 para acondicionarla al formato de streaming.

Te puede interesar