Borracho y armado con una pistola de aire comprimido amenazó a otro automovilista y terminó preso

Policiales 07 de julio de 2021 Por Editor
A pesar de la pandemia, la circulación es casi normal en Concordia y los incidentes de tránsito se dan a cada momento. También los nervios y el alcohol pueden hacer pasar situaciones alocadas como la vivida por un profesional de 45 años que amenazó a otro conductor por una maniobra de tránsito con una pistola de aire comprimido y fue detenido y trasladado a una celda
CONTADOR

El profesional, sindicado como una persona “muy conocida” de nuestra ciudad y con vínculos políticos por haber tenidos cargos de responsabilidad incluso a nivel nacional, sufrió uno de los acostumbrados incidentes menores de tránsito, por lo que decidió interceptar al causante y le cruzó su camioneta VW Amarok en una de las Avenidas con más circulación de la ciudad.

Tras cartón, el enojado conductor, bajó de su camioneta y apuntó con un arma de fuego al conductor de otro vehículo que viajaba acompañado por otra persona.

El hecho se conoció ayer pero habría sucedido en la noche del lunes, cuando el contador apuntaba con su arma de aire comprimido y pasaba por el lugar un funcionario policial que decidió intervenir y mientras llamaba a sus colegas en funciones, increpó con el riesgo de no saber que la pistola que empuñaba el potencial agresor era un simple aire comprimido que no podía causar la muerte a nadie aunque sí lesiones menores.

San Lorenzo y calle Eva Perón, centro neurálgico del intenso tránsito que se da entre los barrios del norte de la ciudad que ingresan o salen de Concordia por ese lugar, era el escenario de este episodio que podría haber terminado con algún herido de algún balín que no se sabe si era plástico o un plomín, lo cierto es que el policía –de civil- intervino y pronto llegaron refuerzos que terminaron por reducir al irascible conductor. Mientras llegaba al lugar el fiscal musiquero (antes conocido como “el gringo” Azcúe, ahora el Dr. Francisco Azcúe) quien se encontraba de turno y funcionarios de la Dirección de Tránsito quienes procedieron a realizarle el famoso test de alcoholemia que al dar “positivo”, originó que se le retuviera la camioneta Volkswagen Amarok y su traslado a dependencias municipales.

En tanto, los amenazados automovilistas que sufrieron la agresión del pistolero del aire comprimido, fueron invitados a realizar la denuncia policial contra el borracho y el fiscal ordenara que éste quedara bajo custodia policial y tras las rejas de la Departamental de Policía a efectos de que no cause más tropelías y seguramente hasta que se le pase los efectos del alcohol. No se informó si en el día de hoy se lo dejó en libertad y sobrio pudo ir a recuperar su camioneta tampoco si explicó su extraña actitud, pero seguramente que eso será historia para ser contada otro día, por ahora la moraleja sería: “Si toma no conduzca y si conduce no amenace a nadie, puede terminar tras las rejas.”

@diarioelsolconcordia

Te puede interesar