Las tácticas de Putin impulsan el repunte del rublo ruso

Internacionales 07/04/2022 Por Editor
La moneda rusa experimenta un repunte notable luego de haber sufrido un duro golpe debido a las sanciones contra Moscú. Estados Unidos dijo que el repunte del rublo es impulsado por “un montón de manipulación”.
Rublo

A medida que se acumulaban las sanciones impuestas por Occidente, la moneda rusa caía a mínimos históricos frente al dólar estadounidense. Gran parte de las reservas de divisas en poder del Banco Central de Rusia fueron congeladas, y las agencias calificadoras rebajaron la calificación crediticia de Rusia a la categoría de "bono basura”. A principios de marzo, el rublo sufrió su mayor caída, de más de un 33 por ciento, con respecto al dólar.

Desde ese momento, el rublo se ha recuperado y ahora se está comerciando en niveles cercanos a los vistos antes de la invasión rusa, una señal de que el impacto inicial de las sanciones -unas de las más duras en la historia- podría estar atenuándose.

En parte, el repunte de la moneda rusa puede explicarse a través de la posición financiera fortalecida en la que se halla Rusia, gracias a un gran aumento de las ganancias de las exportaciones de gas, así como a una importante caída de las importaciones.

Según Bloomberg Economics, se espera que Rusia gane cerca de 321.000 millones de dólares (unos 292.000 millones de euros) de sus exportaciones energéticas en 2022, un tercio más de lo que ganó en 2021, si sus grandes clientes, incluyendo a la Unión Europea, continúan comprando petróleo y gas rusos.

Según observadores, otro factor que puede explicar la recuperación del rublo es que está siendo apuntalado artificialmente por el Banco Central de Rusia a través de controles de capital.

"Las oscilaciones de la moneda rusa no reflejan los aspectos fundamentales de la economía rusa. La mayoría de las veces, esos fundamentos se ven reflejados en la moneda. Pero tan pronto como se implementan controles de capital, esa imagen se opaca”, dijo a DW Craig Erlam, analista de mercado sénior de OANDA.

"No hay manera de saber si la economía rusa está ahora ante el mismo panorama de mediados de febrero, antes de la invasión a Ucrania, aun cuando el rublo parezca sugerirlo”, explicó a DW.

A pesar de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó en enero que la economía de Rusia crecería este año un 2,8 por ciento, ahora se prevé que caiga entre un 10 y un 15 por ciento.

Te puede interesar