Profundo pesar por el fallecimiento de Carlos Móndolo

Concordia 21/01/2022 Por Editor
Carlos Albino Móndolo, “Carlitos” afectuosamente para los numerosos amigos, falleció en la mañana de ayer tras estar internado en la UTI del Sanatorio Garat, lugar donde –según informaron sus amigos- había concurrido para hacerse atender por un problema de la cadera, luego de haber protagonizado un accidente familiar y terminó contrayendo un virus intrahospitalario que le costó la vida.
Carlitos
Los cófrades de “los amigos de los viernes”, donde se lo ve a Carlos Móndolo parado entre Calucho Cresto y Lapiduz.

Un simple accidente doméstico por el que requirió atención médica determinó que Carlos Albino Móndolo concurriera a un sanatorio de nuestra ciudad donde fue atendido y –según sus amigos- se “pescó” un virus intrahospitalario.

Dado de alta, volvió a su casa, el ex titular de Emergencias 107, de nuestra ciudad, y comenzó a sentirse mal por lo cual luego de atenderse con antibióticos debió volver al sanatorio donde tuvo que ser intubado en la UTI, lugar donde falleció, como todos, de un paro cardiorespiratorio.

Según sus amigos, habían pedido que trasladaran a Carlitos a Buenos Aires en un avión sanitario lo que no pudo llevarse a cabo pues ya se encontraba intubado.

El tema que surge ahora es si todos los sanatorios de nuestra ciudad tienen virus intrahospitalarios y que están haciendo para combatirlos, ya que parece ilógico que quien vaya a curarse de una afección resulte a la postre muerto por un virus que pulula dentro de las instalaciones del lugar.

Ayer, un editorial de EL SOL, pedía que se ayudara a los privados. Hoy, luego de conocer el triste desenlace de la adquirida enfermedad pulmonar de Carlos Albino Móndolo, además de ayudarlos económicamente, Salud Pública debe tomar cartas en el asunto para ayudar a combatir los virus intrahospitalarios en los sanatorios, pues su permanencia dentro de las instalaciones de salud son un verdadero peligro que puede ocasionar, como en este caso, muertes que pudieron evitarse ya que Carlos no murió del accidente familiar sino del virus adquirido en el sanatorio donde fue a atender su salud. 

Te puede interesar