Los antivacunas arrepentidos que murieron de coronavirus

Sociedad 10/01/2022 Por Editor
Noticias que recorrieron el mundo, actualmente dividido entre los que apoyan la vacunación contra el Covid-19 y los que no.
Jorge Lis
Jorge Lis, piloto.

Muere por covid el expiloto negacionista Jorge Lis

El expiloto valenciano de motociclismo Jorge Lis, subcampeón de España en 125 cc en 1996, ha muerto este martes a los 46 años por los daños causados por la covid-19 tras haber rechazado la vacuna contra el virus.

La hermana del piloto, Elena Lis, hizo pública la historia del deportista, quien defendía las teorías negacionistas del virus y rechazó ponerse la vacuna, una decisión de la que en el último momento, antes de ingresar en el hospital, se arrepintió, según comunicó a sus familiares.

En un texto publicado en el diario Levante el 15 de agosto, Elena hacía público un mensaje en el que su hermano le confesaba sus temores. “Tengo miedo Elena, de que por haber sido un cafre ahora no podamos frenar esto. Esta semana ha sido de golpe una de mis mayores lecciones de vida. Pasar mucho tiempo en Twitter, etcétera me había radicalizado al extremo. Ojalá me hubiese vacunado”, le escribía el piloto.

Jorge Lis enviaba este wasap tras conocer el resultado positivo de una prueba PCR, pocos días antes de ingresar en el hospital La Fe de Valencia a mediados de julio, donde le indujeron el coma. En los últimos 45 días, estuvo ingresado en la UCI en estado de extrema gravedad y conectado a una máquina ECMO, que oxigenaba la sangre fuera del cuerpo para intentar dar tiempo a los pulmones a que se recuperaran.

“Este virus es así de traicionero: en cuestión de horas pasó de creer que pronto se iba de alta a complicarse con una gravísima neumonía bilateral”, recuerda su hermana en el texto publicado en Levante. “Él, que al inicio de la pandemia vivía atemorizado, de repente dio un giro y se contagió de un virus invisible y muy peligroso: el de las teorías que niegan la existencia de la covid o relativizan sus efectos. Escuchaba a presuntos gurús que presumían de manejar información privilegiada: datos económicos y sociales fuera del alcance del resto de los mortales, científicos incluidos”, añade.

Tras retirarse del mundo de las motos, trabajó como coach, editor de audiolibros y regresó a los circuitos como mánager de jóvenes pilotos como Bernat Martínez y Steven Odendaal en el Mundial de Superbikes.

Muere por coronavirus un activista anti mascarillas que lideró el movimiento en Texas

Caleb Wallace

Caleb Wallace llevaba un mes hospitalizado tras combatir los primeros síntomas con vitamina C, pastillas de zinc y un medicamento antiparásitos.

Caleb Wallace interviene en noviembre de 2020 durante una rueda de prensa sobre la situación de la covid en San Angelo y el resto del condado de Tom Green (Texas). 

Caleb Wallace, un líder negacionista de 30 años que encabezó la campaña en Texas (Estados Unidos) en contra del uso de las mascarillas y otras medidas de prevención frente al coronavirus, ha fallecido a causa de la covid tras un mes ingresado en el hospital, según ha informado la agencia de noticias AP citando al periódico local San Angelo Standard-Times.

“Caleb falleció en paz. Vivirá siempre en nuestros corazones y mentes”, ha indicado su esposa, Jessica, que está embarazada del cuarto hijo de la pareja, que tiene tres niñas.

Wallace organizó el 4 de julio de 2020 una protesta en la ciudad texana de San Angelo en la que los participantes portaban carteles en contra del uso de las mascarillas y los cierres de negocios para hacer frente a la pandemia. Los asistentes también rechazaron las evidencias científicas sobre el coronavirus y se mostraron muy críticos sobre la cobertura que la prensa ha dado al tema.

En abril, además, escribió una carta al distrito escolar de la ciudad exigiendo que anulara todas las medidas de prevención contra el coronavirus. Jessica Wallace explicó al diario que su marido empezó a sentir síntomas el 26 de julio, pero que se negó a realizarse una prueba diagnóstica o ir al hospital. En lugar de ello, tomó elevadas dosis de vitamina C, pastillas de zinc y un medicamento contra los parásitos que las autoridades han pedido que no sea utilizada contra el virus porque no es efectivo.

Wallace fue hospitalizado el 30 de julio y estaba inconsciente desde el 8 de agosto, ingresado en cuidados intensivos y respirando gracias a una máquina. Un día antes de su fallecimiento, su esposa escribió en redes sociales que era “un hombre imperfecto, pero que amaba a su familia y a sus hijas más que a nadie”.

“A quienes le desean la muerte, lamento que sus puntos de vista y opiniones les causaran algún daño. He rezado para que él saliera de esto con una nueva visión y un mayor aprecio por la vida. No puedo decir más porque no puedo hablar por él”, concluyó la mujer.

Te puede interesar