Se recalienta el debate por las PASO en el Frente de Todos: declaraciones cruzadas entre el albertismo y el kirchnerismo

Política 21/05/2023 Por Editor
El diputado Leopoldo Moreau llamó a evitar un “golpe de mercado” y rechazó una competencia en las primarias. El guiño de Santiago Cafiero a Juan Grabois, que lanzó su precandidatura: “Las PASO no nos dividen, sirven para democratizar el debate”.
cristina y alberto

Con el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner fuera de las boletas electorales, el Frente de Todos pisa el acelerador para la segunda etapa de la discusión de campaña: la estrategia. En las últimas horas, representantes del kirchnerismo y del “albertismo” profundizaron sus desacuerdos sobre cómo definir la candidatura presidencial, si habrá una fórmula de unidad o varias boletas que compitan en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO).

En el sector alineado con la Vicepresidenta cuestionan que el oficialismo tenga varios precandidatos a presidente. Uno de los dirigentes leales a CFK, el diputado nacional Leopoldo Moreau, rechazó ese hipotético escenario: “Sería insensato llevar adelante una PASO en el nivel de una fórmula presidencial”. Y agregó que la disputa entre distintas listas no habría que “evitarla en otros niveles, posiblemente hasta incluso sea bueno fomentarla”.

Para el legislador del bloque del Frente de Todos, antes de tomar esta decisión el Gobierno tiene “la responsabilidad de evitar un golpe de mercado, que de manera persistente e insistente vienen llevando adelante quienes quieren aumentar el valor de los dólares que tienen en sus bolsillos, cajas de seguridad y activos en el exterior”, afirmó en declaraciones con AM990. El diputado apuntó que “es probable” que la incertidumbre cambiaria y la volatilidad financiera que transitó el país en lo que va de 2023 vuelva a manifestarse para que el golpe “se redoble para aumentar sus ganancias y para llevarnos a un escenario, que en una previa electoral, generen condiciones para aplicar una receta que ellos quieren aplicar”.

Además, Moreau resaltó el reclamo de CFK para “definir un programa que diga con toda claridad” sobre “qué vamos a hacer con el endeudamiento externo de la Argentina” y lo que la vicepresidenta denomina como “economía bimonetaria”, y “los recursos naturales de la Argentina”. “Primero hay que discutir esto y después los nombres”, remarcó el diputado.

Sin embargo, pese a la cerrazón del Instituto Patria y La Cámpora, desde el círculo de confianza del presidente Alberto Fernández insisten en que el binomio que compita en las urnas se resuelva en las primarias. Ayer, en una curiosa sintonía política de dos sectores sin coincidencias en el Frente de Todos, el canciller Santiago Cafiero apoyó que Juan Grabois se haya lanzado como precandidato presidencial en Ferro.

“Nos fortalece que Juan Grabois y la militancia del Frente Patria Grande sean protagonistas de la discusión que se viene. Las PASO no nos dividen, sirven para democratizar el debate”, dijo el ministro de estrecha confianza con Alberto Fernández, en un posteo publicado el viernes a la noche en su cuenta de Twitter. “Consolidar y ampliar la unidad es condición necesaria para enamorar al pueblo argentino”, aseveró Cafiero en su comentario.

Los distintos espacios del Frente de Todos no tienen una postura unificada sobre el método de definición de la lista presidencial. El kirchnerismo abona en fortalecer a la figura de la Vicepresidenta, para que sea CFK quien postule la fórmula “de consenso”. Alineado con Cristina Kirchner, el ministro de Economía de la Nación, Sergio Massa -uno de los potenciales precandidatos a integrar el binomio frentetodista- en los últimos días bajó un fuerte mensaje para que haya una lista única de cara al proceso electoral.

“Tuvimos coincidencias y diferencias con algunos sectores ante de constituir el Frente de Todos. Pero en 2019 se pudo armar porque hubo generosidad. Cristina era la que más medía, pero decidió romper los techos. Y esa tiene que ser también la generosidad para construir el 23. Sino, lo que terminamos haciendo es no cediendo”, lanzó Massa ayer en un encuentro del Frente Renovador, en una clara señal electoral.

Massa es uno de los nombres fuertes que se bate para encabezar la lista del oficialismo con el embajador en Brasil, Daniel Scioli, que también trabaja para llegar a la Casa Rosada con ayuda de los alfiles de Alberto Fernández; y con el ministro del Interior kirchnerista, Eduardo “Wado” de Pedro, que ya gesticula y se posiciona como candidato.

El ministro de Economía expresó también que la estabilidad del país, de cara a las elecciones, depende que no se profundicen las tensiones internas. “Para que haya orden económico tiene que haber político y premisas claras. Cuando aparecen esas peleas de enanos, de alguna manera, lo que terminan generando es vacío de poder y falta de certidumbre. Y nosotros estamos obligados a dar certidumbre”, dijo en la misma línea.

Por detrás de la competencia del Frente de Todos aparece Juan Grabois, que reclama un lugar en las las PASO. El dirigente social tiene prédica en un amplio sector del kirchnerismo y el ala izquierda del oficialismo.

“Nosotros, los hijos, las hijas de la generación diezmada vamos a tomar la posta. Junto a los nuevos descamisados y la juventud de Argentina vamos a tomar la posta”, indicó Grabois durante su discurso en el Estadio Etchart, al aludir a las palabras que ayer formuló la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner durante una entrevista.

Ante más de 5.000 personas que se acercaron al estadio, Grabois insistió que “la persecución despiadada” hacia Cristina Fernández de Kirchner “nos obliga a tomar el bastón de mariscal”. Y advirtió que podrían romper con el oficialismo, si no hay acuerdo político con él y su espacio. “O estamos colectivamente representados en la fórmula, nos dan la PASO o vamos por afuera. No hay otra. No queremos diputados. Tenemos un proyecto de país y vamos a pelear”, alertó.

Te puede interesar