Más de 6.000 menores heridos o muertos por arma de fuego en 2022 en Estados Unidos

Internacionales 28/12/2022 Por Editor
Estados Unidos cierra 2022 con más de 6.000 menores de edad heridos o muertos por arma de fuego, 639 tiroteos de masas y asesinatos a manos de supremacistas, racistas y homófobos.
Estados Unidos_1

Familiares recuerdan a los ocho niños asesinados por un compañero de clase en la Santa Fe High School de Texas. Imagen del 20 de mayo de 2018

Esta es la mayor cifra de crímenes contra niños y jóvenes registrada hasta ahora por la ONG Gun Violence Archive, que recoge esta estadística desde 2014. En total 1.631 menores murieron por disparos en un año marcado por la violencia con armas de fuego tras las masacres de Búfalo (Nueva York) y Uvalde (Texas), según datos publicados este martes por la organización.

Además, 4.400 menores sufrieron heridas por disparos. Son 324 menores más que en 2021, y 3.111 más que en 2014, cuando empezaron a recogerse las estadísticas. Este año han muerto por la violencia con armas de fuego  43.675 personas, la mayoría (23.826) en suicidios.

639 tiroteos de masas

También se han registrado 639 tiroteos de masas, que la organización define como incidentes en los que se han visto involucradas cuatro o más personas, además del tirador. En mayo, un supremacista blanco de 18 años entró en un supermercado de la localidad de Búfalo (Nueva York) y mató a diez personas, en su mayoría afroestadounidenses, con un rifle semiautomático.

Pocos días después, otro joven de 18 años, armado también con un rifle semiautomático, entró en un colegio de Uvalde (Texas) y mató a 19 estudiantes y a dos profesoras antes de ser abatido por la policía.

Bandera roja a portadores de armas

Los sucesos ayudaron a que el Congreso estadounidense aprobara en junio un pacto histórico, aunque de mínimos, para aumentar el control de las armas de fuego compradas por menores de 21 años.

El acuerdo también extendió a todo el país las llamadas leyes de "alerta de peligro" ("Red Flag"), ya vigentes en estados como California, Nueva York y Florida, y que permiten activar un procedimiento legal para confiscar las armas de fuego de quienes representen un peligro para terceros o para sí mismos.

Te puede interesar