La tormenta Elliot se debilita pero mantiene a EEUU sumido en bajas temperaturas y hay 2.800 vuelos cancelados

Internacionales 26/12/2022 Por Editor
El servicio meteorológico informó que el frente ártico avanza lentamente hacia el este mientras pierde fuerza. 190.000 personas permanecen bajo alerta por nevadas y 260.000 usuarios siguen a oscuras, entre hogares y negocios.
USA1

La tormenta invernal Elliot, que ha congelado a Estados Unidos en plenas festividades navideñas, comenzó a remitir este domingo, aunque todavía mantiene al país sumido en bajas temperaturas y con algunos estragos en aeropuertos y carreteras.

El servicio meteorológico nacional, el National Weather Service (NWS), pronosticó este domingo de Navidad que el frente ártico “avance lentamente hacia el este mientras se debilita”, dejando todavía bajas temperaturas y algunas nevadas.

“Se espera que las condiciones mejoren lentamente a medida que el sistema se debilite. Sin embargo, viajar en estas condiciones será extremadamente peligroso” en algunas zonas, advirtió el organismo en un comunicado.

Según el parte del NWS de las 13.30 horas GMT, ya solo 190.000 personas están bajo alerta por tormenta de nieve, concentradas en el estado de Nueva York. En la víspera, eran 4 millones de habitantes.

Los estragos de Elliot todavía se sienten en los aeropuertos de Estados Unidos, donde han sido cancelados 2.800 vuelos en este domingo de Navidad, según datos del portal Flight Aware.

Permanecen cerrados los aeropuertos de Milwaukee (Wisconsin) y de Búfalo (Nueva York).

El servicio eléctrico, afectado por los fuertes vientos, las nevadas y la alta demanda, ya ha sido restablecido en buena parte de Estados Unidos, donde quedan 260.000 usuarios a oscuras, entre hogares y negocios, de acuerdo al rastreador Power Outage.

Al menos 22 muertos

En total, las autoridades han confirmado al menos 22 muertes, en ocho estados, debido a las inclemencias del clima.

Algunas de esas muertes han ocurrido en las carreteras, que se han vuelto muy peligrosas, como en Ohio, donde cuatro personas murieron en accidentes relacionados con tormentas, dijo el gobernador Mike DeWine.

Ciudades como Denver o Chicago han abierto refugios para acomodar a las personas sin hogar y protegerlas del riesgo de hipotermia.

La tormenta de invierno se formó antes del fin de semana de Navidad, prometiendo fuertes nevadas, hielo, inundaciones y fuertes vientos en una amplia franja del país y complicar los viajes de vacaciones (AP)

Debido a las bajísimas temperaturas, la presión sobre la red eléctrica era extremadamente alta: hasta 1,7 millones de personas se quedaron sin electricidad, según Poweroutage.us.

Te puede interesar