Científicos abrieron una pitón birmana en Florida y encontraron intacto un caimán de 1,5 metros

Internacionales 12/11/2022 Por Editor
Los dos animales murieron como resultado de que la serpiente se tragó una presa con un tamaño que le era imposible digerir.
Pitón
En la foto, una pitón birmana en los Everglades, la mayor reserva natural del sur de Florida.

Científicos de un laboratorio de Florida (EEUU) encontraron, para su asombro, un caimán de 1,5 metros de longitud dentro de una pitón birmana muerta en los Everglades, una región de humedales tropicales situada en ese estado del sureste de Estados Unidos.

Medios locales detallaron este viernes el extraño descubrimiento de los dos animales, ambos muertos, resultado de que la pitón se tragó una presa con un tamaño que le era imposible digerir.

Los científicos que inspeccionaron a la serpiente no salieron de su asombro cuando realizaron una necropsia a la pitón y encontraron que el caimán estaba prácticamente intacto.

Ninguno de los dos animales sobrevivió, pero los científicos aseguraron que no olvidarán este espectacular hallazgo.

Las pitones birmanas son una especie invasora en el área que suponen una amenaza para el equilibrio ecológico en los Everglades de Florida, razón por la que las autoridades estimulan su captura.

La Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre (FWC, por sus siglas en inglés) de Florida informó el pasado octubre que al menos 231 pitones birmanas fueron sacrificadas durante la competencia anual “Florida Phyton Challenge”, dirigida a la lucha contra esa especie.

La entidad detalló que los participantes eliminaron a un total de 231 pitones birmanas invasoras durante la competencia de 10 días.

Desde 2000 se han capturado más de 16.000 pitones birmanas, según la FWC, que forma parte de la organización de Florida Phyton Challenge.

Las pitones han hecho que en algunas áreas de los Everglades la población de mamíferos como ratones de campo, comadrejas, mapaches o conejos haya descendido hasta un 99% y se teme que acaben con buena parte de la fauna salvaje de un ecosistema en el que se invierten millones de dólares para protegerlo.

Se cree que las depredadoras pitones birmanas, que se reproducen muy rápidamente, llegaron a los Everglades al ser liberadas a propósito por gente que las tenía como mascotas o involuntariamente tras el paso del huracán Andrew en 1992. Desde ese entonces han estado alterando los ecosistemas al comer una amplia variedad de especies nativas.

Cada hembra pone entre 60 y 100 huevos por año. Una vez que alcanza la edad adulta a los cinco años, la serpiente no tiene otro depredador que el ser humano armado y ocasionalmente algún caimán adulto.

“Hasta la fecha, se han encontrado 73 especies animales (24 mamíferos, 47 aves y dos reptiles) en las entrañas de la pitón birmana en Florida, según lo documentado por el equipo de la colaboradora Christina Romagosa en la Universidad de Florida.

Investigadores de la Conservancy of Southwest Florida capturaron en diciembre la pitón más grande jamás registrada fuera de su área de distribución nativa, con un peso de 97,5 kg y una longitud de casi 5,5 metros.

Te puede interesar