Gob er ola de cuidados

Se hicieron pasar por su sobrino y la estafaron: perdió 40.000 pesos en una hora

Provinciales 25/07/2021 Por Editor
Una vecina de Gualeguaychú de 79 años fue víctima de una estafa telefónica y entregó unos 40.000 pesos a los delincuentes. Los detalles del artilugio de los estafadores.
estafas

En Gualeguaychú, este viernes a las 7 de la mañana, llamaron a una mujer de 79 años al teléfono de línea, y del otro lado le dicen: "Hola tía, habla tu sobrino preferido", a lo que la mujer pregunta "de qué lado" de la familia y el delincuente le propone un juego de adivinar hasta que la señora da un nombre y el engañador logra su primer cometido.

Luego, comienza la charla coloquial para que la víctima entre en confianza y luego procede a pedir el dinero: "Qué ganas de verte, estoy yendo para Gualeguaychú porque me compré una camioneta y quería que la vieras, pero me he quedado en la ruta y cómo es 0KM el vehículo no encuentro auxilio, y uno privado me cobra un montón así que arreglé con mi seguro que hay que transferirle una plata para que me venga a buscar".

Así fue como el estafador le plantea una situación falsa a la víctima para que caiga en el engaño, y agrega más detalles para darle más veracidad a la historia. "Estoy en el medio de la ruta tía, no sé cómo hacer, encima me quedé sin batería, este celular es de un pobre gaucho que me lo prestó acá, ¿Vos no tenés plata como para ir a transferirle a esta gente así me vienen a buscar?", dijo el sujeto.

Ante tal planteo, la víctima accede y le pregunta cuánto necesita, a lo que le responden $50.000. La mujer cuenta el dinero que tenía en ese momento y le dice que posee $40.000, a lo que obviamente el delincuente responde que también le sirve y le pasa el contacto de su cómplice, el supuesto titular del seguro.

La mujer llama al otro hombre y éste le pasa un CBU. Luego, la mujer a las 8 de la mañana va hasta al banco y le deposita el dinero. Una vez realizada la transferencia no concluyó el engaño, sino que continuaron pidiéndole el comprobante, que se lo pasen y la fotocopia para el seguro, y demás trámites para que todo parezca real.

La víctima vuelve a su casa y llama a su supuesto sobrino, quien le agradece y le promete que a la tarde la visita y le devuelve la plata.

Llegada la tarde, la mujer empieza a sospechar y llama al número original de su sobrino, quien le confirma lo temido: había sido toda una farsa. Él nunca la llamó ni se movió de Buenos Aires, ni se compró ninguna camioneta.

@diarioelsolconcordia

Te puede interesar