Por qué el apicultor real informó a las abejas de Isabel II que la reina había muerto

Internacionales 20/09/2022 Por Editor
Se trata de un rito o extraña tradición que se remonta siglos atrás. Ante el reciente fallecimiento de la Isabell II, el apicultor real informó a las abejas de la reina que el rey Carlos sería su nuevo amo.
Reino Unido_2
John Chapple, el apicultor de la realeza del Palacio de Buckingham

Mientras la noticia de la muerte de la reina Isabel II resonaba en todo el mundo, en redes sociales resonó un titular señalando que el apicultor real había informado a las abejas de la muerte de la reina.

¿Por qué necesitaban las abejas ser informadas de este tipo de asuntos de humanos?

Pero algunos apicultores, respaldados por historiadores, dicen que "avisar a las abejas" es una práctica habitual que se remonta a siglos atrás, con consecuencias potencialmente graves si no se sigue.

"Es una tradición muy antigua y bien establecida, pero no muy conocida", afirma Mark Norman, folclorista y autor de "Telling the Bees and Other Customs: The Folklore of Rural Crafts".

¿De qué va esta tradición?

Esta curiosa tradición sostiene que las abejas, como miembros de la familia, deben ser informadas de los principales acontecimientos de la vida familiar, especialmente los nacimientos y las muertes.

Los apicultores llamaban a cada colmena, daban la noticia y posiblemente cubrían la colmena con una tela negra durante un periodo de luto. Esta práctica es más conocida en Gran Bretaña, pero también se da en Estados Unidos y otras partes de Europa, según Norman.

En los siglos XVIII y XIX se creía que no avisar a las abejas podía traer desgracias, como su muerte o su marcha, o que no se produjera miel. Hoy en día, los apicultores son menos propensos a creer que se trata de un tema supersticioso o de mala suerte, pero es posible que sigan la tradición como "una señal de respeto", añadió.

Por su parte, John Chapple, el apicultor del Palacio de Buckingham, no quiso hacer comentarios. Pero, ciertamente, se informó que Chapple había colocado cintas negras atadas en arcos en las colmenas antes de decirles en voz baja que la reina había muerto y que tendrían un nuevo amo.

La literatura ha sido testigo

El artista alemán Hans Thoma pintó "Der Bienenfreund” ("El amigo de las abejas”), una obra de 1863 para retratar la tradición como una práctica que, como se indicó, se realiza en el Reino Unido y otras partes de Europa.

Otro ejemplo es en "La viuda”, un cuadro de 1895 del artista británico Charles Napier Hemy donde se aprecia la presencia de las abejas.

Te puede interesar