Pasado y presente de los narcos detenidos tras persecución

Policiales 01/09/2022 Por Editor
Las dos condenas a Cristian Lescano, las causas del municipal de Concordia Mauricio Fernández y del joven "mula" que chocó el patrullero. Indagan a los narcos.
Narcotráfico_Pete Lescano
Izquierda: El cargamento de 429 kilos de marihuana. Derecha: 'Pete Lescano'.

Cristian Pete Lescano nunca anduvo en la chiquita. Siempre que cayó detenido por narcotráfico fue en su rol de proveedor de marihuana de Concordia y la región. El lunes cayó nuevamente en el marco del operativo que logró desbaratar el transporte de 429 kilos de droga que ingresaban a la provincia. Su socio en este viaje fue Mauricio Fernández, con otras causas por tráfico de drogas, empleado municipal de Concordia que llegó a utilizar un vehículo oficial en un viaje a Paraguay. Ambos narcos iban en el vehículo de apoyo al auto en el que iba el cargamento, que era conducido por su “mula”, un joven de apellido Vera.

Los tres hombres habían viajado hacia el norte argentino (y posiblemente cruzado a Paraguay) para adquirir la droga. Regresaban hacia Concordia cuando decidieron tomar por un camino alternativo para evitar los controles sobre la autovía nacional 14. Lescano y Fernández iban en un Chevrolet Corsa blanco, y Vera conducía el VW Gol rojo con la droga. Pasaron un control policial en corrientes por un camino interprovincial, pero no fueron interceptados. Luego, en Entre Ríos, tomaron por la ruta 1, que es un camino de ripio, donde el vehículo con el cargamento esquivó el control policial en San Jaime de la Frontera y también la comisaría que hay en Tatuti. Se dirigía hacia Chajarí, pero la Policía Caminera y comisarías de la zona ya estaban alertadas de la situación.

Los efectivos del puesto caminero Paso Cerrito, de la Dirección de Prevención y Seguridad Vial, le cruzaron un patrullero en la ruta. Pensaron que el conductor iba a frenar, pero en lugar de detener la marcha embistió el móvil. Aunque no fue demasiado lejos: se le reventó un neumático, se activaron los airbag y por la inercia el auto se detuvo unos 50 metros más adelante. El conductor se bajó y corrió hacia el monte. Uno de los oficiales lo persiguió entre los espinillos y enredaderas hasta que logró demorarlo.

Mientras, el otro auto había pegado la vuelta hacia Corrientes, donde esta vez sí los policías de la vecina provincia lo interceptaron, al estar advertidos de lo que había ocurrido. Allí fueron detenidos Lescano y Fernández.

Por orden del Juzgado Federal de Concordia los tres fueron trasladados a esta localidad. Serán indagados en las próximas horas y seguramente les dictarán la prisión preventiva.

Dos décadas en la droga

Hace por lo menos 20 años que Lescano está involucrado en el narcotráfico en Concordia. Es uno de los principales proveedores de droga de la región, que ya cuenta con dos condenas por ese delito. Incluso registraba otra causa desde 2002.

A mediados de 2014 Gendarmería recibió un llamado telefónico en el que se advertía que “durante la madrugada, en un domicilio ubicado en calle Gualeguay y las vías del Ferrocarril de Concordia, un ciudadano de apellido Lescano y otras personas habían descargado un cargamento de 200 kilos de droga. Dijo que había una gran cantidad de “soldaditos” que daban vueltas por la zona en motos y autos.

Se realizaron tareas de inteligencia en la casa que culminaron con un allanamiento a la vivienda del barrio Pompeya. Por orden del Juzgado Federal allanaron ese domicilio y encontraron 205 kilos de marihuana. Detuvieron a los moradores, que la dispusieron como aguantadero por la suma de 4.000 pesos. Lescano no fue detenido en ese momento, se fugó y libraron el pedido de captura.

Su detención se produjo recién un año después. Minutos antes de la medianoche del 29 de setiembre, Lescano y Jorge Grieve aceleraron a toda velocidad cuando vieron en la ruta nacional 14 el puesto de control de la Gendarmería Nacional en el acceso a la localidad de Alvear, provincia de Corrientes. Iban en una camioneta Suzuki Vitara doble cabina 4x4, de vidrios polarizados, en dirección a La Cruz. Los persiguieron, pero no los pudieron alcanzar debido al intenso tránsito vehicular.

Solicitaron apoyo a la Policía correntina y al día siguiente, a las 15.45 personal de la comisaría de La Cruz recibió el llamado telefónico de un vecino que alertó de la presencia de dos hombres en actitud sospechosa dentro de su propiedad. Así pudieron dar con la camioneta y lograron arrestar a los dos sujetos a la vera de la ruta nacional 14. Se habían ocultado entre malezas y montes, pero los policías los descubrieron. En el bolsillo de Lescano estaba la llave de la camioneta. Al requisar el vehículo hallaron 14 bolsas tipo plastillera con 187 ladrillos que eran 189 kilos de marihuana.

Lescano era, al principio, Víctor Hugo Morel. Pero su falsa identidad se cayó al día siguiente, cuando su pareja se presentó en la sed de Gendarmería donde estaba detenido para visitarlo y preguntó por él con su nombre verdadero y presentó el DNI.

Por el cargamento que Lescano almacenó en Concordia recibió la pena de cinco años de prisión tras un juicio abreviado en el Tribunal Oral Federal de Paraná. Por el transporte de la droga en Corrientes también llegó a un acuerdo con la Fiscalía y fue sentenciado a cuatro años y medio de cárcel.

Lescano nunca abandonó el negocio de la venta de droga, ni siquiera en la cárcel. Desde el encierro, por teléfono, coordinaba las adquisiciones de marihuana con el mismo Grieve que estaba libre, en una banda organizada en la cual participaban también familiares suyos. Esto quedó plasmado en una investigación, que terminó en una nueva condena al socio de Pete.

Lescano era pareja de Johana Gómez, una mujer que cayó detenida en 2021 luego de una investigación a la banda narco liderada por Ariel González, que aterrorizaba los barrios José Hernández y El Sapito de Concordia. La señora aprendió los detalles del negocio y tras separarse abrió su propia línea de distribución y venta con otras personas.

Ahora Lescano cayó otra vez, pero sus contactos y redes de distribución permanecen intactas o logra rearmarlas fácilmente. No parece ser un hombre que fuera algún día a retirarse del negocio.

El chofer del Área de Discapacidad Municipal que viajaba a Paraguay

Una foto se viralizó en chats de WhatsApp y redes sociales muy rápidamente, causó un escándalo y descabezó un área de la Municipalidad de Concordia. Era agosto de 2018 y en la misma se observaba un vehículo oficial, transporte de pasajeros, de la Dirección de Discapacidad, estacionada cerca de un paseo de compras de Encarnación, en Paraguay. Se trataba del vehículo que conducía Mauricio Fernández. En ese momento, tras ser desplazado el director del área, se argumentó que habían llevado la camioneta para cambiar los cubiertas, ya que los altos costos de repuestos de automotores hacía imposible el mantenimiento de los vehículos que realizan los viajes diarios con los niños beneficiarios.

La explicación dejó muchas dudas, ya que se estaba reconociendo que oficialmente se contrabandeaban cubiertas para subsanar la falta de fondos para ello.

Lo que muchos pensaban en ese momento, y ahora confirman sus sensaciones de hace cuatro años, es que Fernández viajaba a Paraguay con el vehículo oficial para la compra de marihuana.

Ahora, este hombre que seguía trabajando en la Municipalidad de Concordia, será indagado por el transporte de droga junto a Lescano y Vera. Pero no es la primera causa que afronta por narcotráfico. Había quedado involucrado en la investigación a una banda liderada por un clan familiar de apellido Trinidad, que fue desbaratado con el secuestro de drogas y armas. También el joven Vera tiene una causa porque lo habían sorprendido en San Salvador trasladando marihuana. (Fuente: Uno Entre Ríos)

Te puede interesar