Comerciantes allanados en Gualeguaychú se manifestaron por las calles contra la discriminación

Sociedad 09/07/2022 Por Editor
Comerciantes extranjeros residentes en Gualeguaychú se movilizaron para denunciar “casos de discriminación y malos tratos” durante los allanamientos realizados el pasado martes. La postura del Centro de Defensa Comercial.
Gualeguaychú_1

La nutrida convocatoria se inició en Constitución y 25 de Mayo, pasó frente al Centro de Defensa Comercial e Industrial -desde donde partió la denuncia- y dobló en Alberdi para finalizar frente al Juzgado Federal que conduce Hernán Viri.

Bajo la consigna “Esto no es desfile, es marcha de protesta e igualdad para todos”, comerciantes de origen boliviano, paraguayo y también argentinos se movilizaron por el centro de la ciudad de Gualeguaychú, tras los 33 allanamientos que la Justicia Federal realizó por la venta de mercancías ilegítimas y presuntos delitos fiscales, tributarios y laborales.

La nutrida convocatoria se inició en Constitución y 25 de Mayo, pasó frente al Centro de Defensa Comercial e Industrial -desde donde partió la denuncia- y dobló en Alberdi para finalizar frente al Juzgado Federal que conduce Hernán Viri.

Luego de protestar en el lugar, dos integrantes del grupo fueron recibidos por el secretario de Criminal y Correccional, Francisco Grego. El funcionario expresó que podrán presentar -tras la feria judicial que arrancará el lunes- una denuncia sobre los supuestos actos de violencia institucional o discriminación que hayan sufrido durante los procedimientos.

El abogado de los comerciantes es Gustavo Pauletti.

Fabricio Núñez, uno de los organizadores de la marcha, dijo que la protesta tiene como fin reclamar igualad ante la Ley. Estamos reclamando por la violencia que han ejercido los gendarmes en los allanamientos.

En ese sentido, dijo que durante los procedimientos” a un chico le pegaron, a una mujer le impidieron ir al baño y hubo palabras discriminatorias por nuestra nacionalidad”.

Según Núñez, los comerciantes bolivianos viajan con personas de Gualeguaychú que tienen negocios y compran la misma mercadería. “Hay locales que sí y hay locales que no. Deberían haber allanado a todos. Hay que medir con la misma vara a todos”.

Tras ello, negó contactos con el Centro Defensa Comercial y dijo que si el Juez Federal quiere hablar “nosotros estamos dispuestos”. Más adelante confirmó que en el día de hoy los comerciantes afectados estarán comunicándose con el INADI.

Minutos después, otro comerciante, en un discurso improvisado dijo que “estamos aquí para pedir por nuestros derechos para que no haya discriminación. Reclamamos igualdad. Aquí nos están discriminando. Y abusan por el hecho de ser bolivianos, por el hecho de ser paraguayos”.

Ante una nutrida concurrencia, el comerciante dijo que “Dios nos ha dado un solo sol y es para todos. Eso es lo que reclamamos. Autoridades: tomen nuestros reclamos. Nosotros también pagamos impuestos. No somos rateros, no somos delincuentes”.

"Somos discriminados por ser extranjeros"

“Fuimos allanados y nos secuestraron más de 80 pares de calzados que eran imitaciones, pero sentimos la sensación de discriminación, porque comercios grandes de la ciudad, trabajan con los mismos productos que vendemos nosotros, pero no fueron alcanzados”, manifestó otro comerciante damnificado.

“Estamos reunidos entre los comerciantes que son extranjeros o que tienen algún parentesco. Mi pareja es paraguaya y yo soy de Urdinarrain, estando hace siete meses en la ciudad. No tuvimos ningún impedimento cuando nos habilitaron, hicimos las cosas como corresponde, pero lo sucedido el martes es muy grave, porque nos llevaron una enorme cantidad de mercadería, sufriendo muy malos tratos, con insultos y golpes, en algunos de los comerciantes, por lo que denunciaremos con abogados”, indicó y se preguntó “porqué los comerciantes de Gualeguaychú pueden vender mercadería trucha o tienen derecho a no entregar facturas y no los sancionan, cuando la ley debe ser pareja para todos”.

El comerciante agregó que “no es para nada justo lo ocurrido, porque hay gente que los dejaron sin mercadería en la calle y no saben cómo van a continuar y poder pagar los gastos del mes, como alquileres e impuestos”.

Consideramos que “debieron advertirnos previamente al decomiso. Nosotros sabemos que la mercadería no se puede vender” reconocieron.

También se quejó porque, “no nos dejaron constancia de lo que se llevaron, pero a algunas de las familias les sacaron los teléfonos y los dejaron incomunicados”.

Por su parte Sandro, quien está hace muchos años ejerciendo la actividad comercial, dijo: “Yo estoy desde el año 2001, pero fuimos discriminados y atropellados, mal tratados, y fueron golpeados en los probadores”.

“Hubo mujeres que no se les permitió ir al baño en medio del periodo menstrual, sin considerarnos que somos humanos y que trabajamos y tributamos en este país”, agregó.

El comerciante boliviano denunció que “hubo un abuso de autoridad, pero estamos acostumbrados que por ser extranjeros no nos brindan los mismos derechos que al resto, porque cuando nos vienen a robar las mercaderías todos los días, realizamos las denuncias pero no las tienen en cuenta. No tenemos a nadie que nos defienda, sabiendo que nuestros hijos son nacidos en este país”.

“Queremos que actúen de la misma manera con otros comerciantes que viajan con nosotros a comprar y venden la misma mercadería que lo hacemos nosotros”. Ellos infringen la ley, pero no tienen consecuencias”.

Sandro dijo que “nos tienen bronca porque nosotros vendemos a buenos precios porque los márgenes de ganancias que aplicamos son muy bajos, porque queremos que la gente pueda vestirse”.

Respecto a la gente indocumentada expresó que “necesitamos que nos digan qué gente encontraron indocumentadas, pero que no digan mentiras. Nosotros trabajamos la mayoría de las horas del día, no somos vagos, no descansamos los fines de semana y los feriados. Trabajamos de esta manera porque queremos progresar, para el bienestar de nuestros hijos”.

Finalmente, señaló que “no somos gente mala, no venimos a robar, cometemos nuestros errores, pero solo buscamos trabajar en familia, no somos esclavos de nadie, ni respondemos a poderosos que nos manejan”. (Reporte 2820 y Radio Máxima)

Gualeguaychú_2

“Cuando la Ley no es igualitaria se promueve la competencia desleal”

Desde el Centro de Defensa Comercial e Industrial de Gualeguaychú hablaron sobre los procedimientos, y destacaron que “finalmente, la Justicia actuó ante los reclamos del sector comercial que, durante años, denunció el accionar de quienes llevan a cabo negocios en condiciones dispares a la mayoría con la consecuente fuga de divisas de la ciudad”.

Detallaron que durante los allanamientos, “se secuestraron más de 430 bultos de mercadería sin documentación y en infracción a la Ley de Marcas. Además, se pudo detectar a una veintena de personas que no cumplían con el Régimen de Seguridad Social en tanto, Aduana y la Dirección General lmpositiva (DGI), detectaron irregularidades en cuanto a la situación tributaria, según lo dio a conocer en declaraciones a los medios, el Juez Federal Hernán Viri”.

“El reclamo en este sentido lleva varios años desde el Centro de Defensa Comercial e Industrial (CDCI) ya que la competencia desleal es alarmante con la consecuente pérdida de puestos de trabajo y, en muchos casos, con el cierre del comercio. Para quien cumple con todos los requisitos, paga impuestos y tasas (además de alquiler y servicios) es realmente imposible vender un producto al precio ofrecido por este tipo de locales que no tributan, o si lo hacen es una categoría no correspondiente. Tampoco generan empleo genuino ya que no toman empleados y al perjudicar la venta de quien sí cumple con la Ley, estos se ven impedidos de pagar un sueldo con todas las cargas sociales”.

La entidad comercial celebró que, “después de tanto tiempo, presentaciones, denuncias, pedidos y acciones, se haya dado lugar a la situación que busca emparejar las condiciones comerciales. En ningún momento se pretendió o pretende que esos comercios, en los que se llevaron a cabo los procedimientos, cierren sus puertas. Lo que se busca es acabar con la competencia desleal y la Ley, finalmente, se haga cumplir a todos por igual”.

“De esta manera, la oferta será genuina, y todos los comerciantes –en los rubros que sea- podrán tener igualdad de oportunidades porque si hablamos de igualdad, también deber serlo en lo comercial”, expresaron finalmente.

Te puede interesar