Salto Grande volvió a operar a pleno, luego de más de dos años de bajante extrema

Concordia 18/06/2022 Por TABANO SC
La generación de energía en Salto Grande creció desde abril y se consolidó desde fines de mayo. Por ahora, la recuperación será transitoria
salto

La transitoria y acotada recuperación de caudales del río Uruguay permitió que en las últimas semanas, Salto Grande vuelva a generar energía a pleno, con todas sus turbinas en operatividad. Desde el mes de abril y debido a las precipitaciones en Brasil, ondas de crecidas se registraron y tuvieron impacto en todo el territorio argentino. Por ello es que en gran parte del mes de abril, y durante mayo, la represa logró alcanzar niveles de capacidad operativa en funcionamiento, que poco ha podido repetir desde hace más de dos años, cuando se inició la crisis hídrica y bajante de los ríos de la Cuenca del Plata. El complejo hidroleléctrico, de característica bi-nacional, aporta suministro a ambos países.

La generación de eneregía se había reducido notablemente en comparación con los promedios históricos. En tanto que 2020 había sido el segundo año de más baja producción, de acuerdo con la serie medida desde 2005: el aporte anual desde Salto Grande alcanzó los 2.534 GWh, mientras que en 2019 había alcanzado los 4.789 GWh. El pico de los últimos años se había registrado en 2014, con un total de 5.688 GWh, de acuerdo a los datos suministrados a EL SOL.

En 2021, cerró el año con un 9,7% por encima de 2020, pero en diciembre tuvo una baja del 48%, ya que había tenido transitorio repunte en los meses de septiembre y octubre, que permitieron ampliar la producción.

Conforme los datos aportados a DIARIO EL SOL, la generación el 16 de junio alcanzó los 41.015 MWh (18.823 para Uruguay y 21.048 para Argentina), uno de sus picos. Durante los días previos se situaba por debajo de los 40.000. Hace 10 días fue de 36.886MWh diario; en el primer día del mes de junio habían sido 33.127 MWH. En mayo la estadística muestra que estaba en el rango iba desde los 20.000 a 35.000 MHw diarios.

En cambio, a principios de marzo, la generación bruta diaria era casi 10 veces menos: el 2 de marzo, por ejemplo, la generación bruta fue de 3.301 MWh. Febrero y enero se había mantenido en esos muy bajos rangos.

Desde el complejo hidroeléctrico se apuntó a UNO que más allá de algún repunte o episodios de crecidas concretas, como el dado a partir de abril, en realidad la generación de energía se encuentra a pleno desde fines de mayo.

Auguran este nivel de actividad por unos días más, aunque evitaron referirse a la perspectiva para las próximas semanas o meses, ya que tienen carácter reservado

En el caso de Yacyretá –que satisface la demanda de los sistemas eléctricos de Argentina y Paraguay– también alcanzó en estos días una “Potencia Máxima Instantánea”, en momentos de alta demanda estacional.

saltogrande 

La generación de energía en Salto Grande creció desde abril y se consolidó desde fines de mayo. Por ahora, la recuperación será transitoria

La histórica situación hidrológica de los últimos dos años tuvo particular afectación en las mayores represas hidroeléctricas, que vieron reducir al 50% la capacidad de generación, como sucedió en Yacyretá, sobre el río Paraná; en Salto Grande, sobre el río Uruguay. Así cuando baja la hidraulicidad por el escaso aporte de lluvias afecta la hidroeléctrica, sube la generación térmica que puede quemar gas natural o combustibles líquidos como gasoil o fueloil.

Según se informó desde Yacyretá , esta mejora en la operatividad se logró en el contexto de un período de bajante histórica del río Paraná que comenzó a partir de un segundo semestre de 2019 caracterizado por precipitaciones inferiores a lo normal en la cuenca de aporte a Yacyretá, tendencia que se acentuó en el 2020, resultando ser el quinto año más seco desde 1961. El déficit de lluvia osciló mayormente entre el 20% y 60% respecto de los valores considerados como normales.

En el año 2021, se presentaron lluvias inferiores a lo normal en la mayor parte de la cuenca. Provincias de Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones, como otros sectores del país fueron afectados por la sequía, situación que marcó que año 2021 fuera el decimotercer año más seco desde 1961.

En ese contexto, las recientes lluvias dieron un significativo mejoramiento a la situación hidrológica de Yacyretá y de la Cuenca del Plata. Por ello las mejoras en los caudales del Uruguay y del Paraná, en territorio entrerriano.

Pronóstico

Según el Instituto Nacional del Agua (INA) el río Uruguay se encuentra en fase “de descenso con recuperación de caudal de base”. Durante la última semana se registraron precipitaciones escasas sobre las nacientes y más bien leves sobre

En sectores de Corrientes, ya se advierte que el tránsito de la onda de repunte comenzó la fase de descenso, en el rango de aguas medias. Aguas abajo de Salto Grande, el nivel hidrométrico diario se mantuvo estable en rango de aguas medias, con oscilaciones sin tendencia media definida, debido a la operación de Salto Grande. Por último, los niveles continuarán oscilantes en aguas medias, con recuperación de caudal base.

En Concordia, la altura del río fue de 6,12 metros, en baja luego del pico de 8,60 metros.

En tanto que acerca del Paraná, el INA marca que muestra tendencias consideradas en los valores medios diarios. Y advierte que no se registra un cambio significativo en el escenario de las próximas semanas. Permanece la tendencia descendente, con retorno a valores próximos a aguas bajas.

Frente a la capital provincial, el río registró ayer una altura de 2,40 metros, en descenso luego de los dos picos de 2,54 metros en abril y 2,48 metros hace una semana. Vale recordar que durante enero y hasta mitad de marzo, el Paraná mantuvo registros negativos frente al Puerto Nuevo

Por ello, el INA plantea que “si bien las condiciones son en general mejores que las observadas en 2020 y 2021, la perspectiva climática aún no permite establecer un límite temporal del escenario de aguas bajas predominantes iniciado en marzo de 2020.

 

Te puede interesar