Urribarri: «El tribunal copió y pegó el alegato de los fiscales»

Política 04/06/2022 Por Editor
El ex gobernador de Entre Ríos reprochó que la sentencia de los jueces en su contra "copió y pegó lo que dijeron los fiscales". "No hay pruebas, no hay testigos", agregó.
Urribarri

«El tribunal copió y pegó lo que dijeron los fiscales», dijo el exgobernador Sergio Urribarri al analizar el fallo del Tribunal de Juicios y Apelaciones de Paraná que el 7 de abril último lo condenó a 8 años de cárcel por los delitos de peculado y negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública. La resolución judicial, asevera Urribarri, es un «mamarracho», y fue apelada y ahora será la Cámara de Casación Penal la instancia que deberá revisar lo resuelto, aunque se duda de qué magistrados intervendrán por cuanto los tres integrantes -Marcela Badano, Marcela Davite y Hugo Perotti- fueron recusados.

Al megajuicio -agrupó tres megacausas- se llegó luego de la decisión que adoptó el 13 de agosto de 2020 la Justicia: se dispuso la acumulación de las tres causas judiciales que cargaba Urribarri sobre sus espaldas: el primer caso es el otorgamiento de una pauta publicitaria del  Estado a la empresa Global Means, del empresario Germán Buffa, antes de que esa firma tuviera existencia real; el segundo expediente, la “causa de la vaca” o “de las imprentas”, que investigó de qué modo dos empresas, Tep SRL y Next SRL, que se adjudican al cuñado de Urribarri, Juan Pablo Agueilra, se quedó durante 5 años con la torta del negocio de la pauta publicitaria oficial en cartelería en vía pública; y el tercer caso, la megacausa del Sueño Entrerriano, que involucra la publicación de una solicitada contra los fondos buitre; la instalación de un parador playero en Mar del Plata que costó $14 millones; y el pago a la productora Nelly Entertainment de $28 millones para difundir tres spots en apariencia para difundir la Cumbre del Mercosur de 2014.

Urribarri dice que se trataron de «acciones de gobierno» que, en el alegato acusatorio, fueron reconvertidas por el Ministerio Público Fiscal como actividades encaminadas a posicionar su figura como precandidato a presidente de la Nación en 2015. «Dijeron que era para promover mi figura. Y todo sin prueba, sin testigo, nada que lo demostrara», dijo durante una entrevista en El Destape Radio con el periodista Roberto Caballero. «Con lo del parador (de Mar del Pata), se aferraron a una imagen mía que estuvo dos horas antes de la inauguración y que ha dado la vuelta al mundo. Pero cuando se hace la apertura del parador, esa foto voló, no estaba. Por eso me condenaron con un fallo que es un mamarracho», aseveró.

El exgobernador se encuentra en Israel, donde cumplió en los últimos dos años el rol de embajador argentino. Renunció al cargo apenas conocido un fallo en su contra por parte de la justicia entrerriana. “Se me juzgó y condenó en primera instancia con una sentencia que ya apelamos por contrataciones en carteles en la ruta, la difusión de cuatro spots, de una solicitada contra los fondos buitre y la instalación de un parador. Los fiscales y luego el tribunal -en una sentencia en la que copiaron y pegaron la acusación- sostienen sin pruebas que estas acciones no fueron para difundir políticas públicas sino para promover mi figura porque yo quería ser candidato”, resumió Urribarri.

“No hay ninguna prueba, ni un testimonio, ni un documento ni nada que compruebe esta hipótesis. El fallo es un mamarracho. Nuestros abogados se contactaron con Raúl Zaffaroni que hizo un análisis contundente en el que señala estas arbitrariedades. Incluso la fiscal que condujo la acusación reconoció en el cierre del debate que no tenía pruebas, ni testimonios, ni documentación que acreditara los hechos”, agregó.

“¿Por qué tanta persecución? La transformación histórica que pudimos hacer con Cristina en Entre Ríos está muy presente y eso hace que yo siga siendo un estorbo para la oposición. Eso me convirtió en un enemigo para muchos sectores de poder y encima se me ocurrió lo de YPF, lo del Fútbol para Todos, tomé posición contra los fondos buitre… Debo reconocer que pisé algunos callos y por eso me estoy bancando todo esto”, sintetizó Urribarri.

Respecto de la destitución de la Fiscal Anticorrupción y Procuradora Adjunta Cecilia Goyeneche -decisión que adoptó el Jurado de Enjuiciamiento el pasado 24 de mayo-, Urribarri negó cualquier vinculación en el resultado de esa decisión. “Cualquier persona con sentido común se da cuenta de que si a alguien perjudicó que este jury se realizara en simultáneo con el juicio en mi contra es a mí. Se instaló que yo estuve detrás de todo esto, pero en Entre Ríos todos conocen las razones objetivas por las cuales se decidió la destitución de la fiscal, por cinco votos contra dos en un proceso con el cual yo no tengo nada que ver”, explicó.

En el diálogo radial, el exgobernador repasó otros temas.

“El 26 de diciembre de 2011 me subí a un avión y me fui a Londres a pasar un día con Miguel Galuccio. Volví a la noche a Buenos Aires y a partir de ese momento le empecé a mandar mensajes a Cristina diciéndole que tenía algo importante para proponerle”, recordó esta mañana el ex gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, consultado por El Destape Radio sobre su rol en la recuperación de YPF.

“Ya estaba por bajar los brazos, pero como buen vasco que soy seguí insistiendo. El 4 de marzo escribí un mail para la Presidenta con todos los detalles, pero al final no lo mandé, sino que lo imprimí, metí el papelito en un sobre y lo envié a Olivos para entregar en mano”, continuó.

Un mes más tarde, Urribarri fue citado a El Calafate adonde acudió junto con Galuccio para conversar con Cristina y Carlos Zannini. “Fue una reunión de más de cinco horas en la que Carlitos Zannini y yo fuimos espectadores privilegiados de un intercambio histórico”, recordó Urribarri.

“El 4 de mayo en un salón de la Casa Rosada colmado había una sola persona a la que nadie conocía. Sentado en primera fila estaba Miguel Galuccio, el entrerriano que fue clave en la recuperación de nuestra petrolera de bandera”, completó.

En relación a la situación interna del peronismo, dijo: “Somos muchos lo que realmente sufrimos al ver estas turbulencias que estamos atravesando. Me ilusiona el encuentro de hoy (por ayer) entre Cristina y Alberto. Hay que sostener la unidad no tanto por el bien de la dirigencia, sino por lo que le pueda pasar a la gente. Ya nos pasó en 2015 y se fueron millones de argentinos y argentinas al tacho luchando contra la pobreza. Todo lo malo que pasó en esos cuatro años lo tenemos que tener muy presente y saber que a eso se puede volver si no le encontramos la vuelta a la unidad de nuestro espacio político”.

Te puede interesar