Turquía frena el primer paso para la entrada de Suecia y Finlandia en la OTAN a la espera de concesiones

Internacionales 19/05/2022 Por Editor
Erdogan reclama la extradición de militantes kurdos a los que considera “terroristas” que viven en los países escandinavos y también buscará concesiones en materia armamentística.
Turquía
Recep Tayyip Erdogan, este miércoles en el Parlamento turco, en Ankara.

La intención de Suecia y Finlandia de formar parte de la OTAN ante el acecho ruso ha topado en Turquía con un escollo inesperado. La reunión que la Alianza celebró este miércoles a nivel de embajadores, minutos después de recibir la solicitud de los dos candidatos para iniciar las negociaciones, ha visto frustrada su intención ante el veto de Ankara. A pesar de que los otros 29 aliados apoyan la entrada de los dos países nórdicos, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ya había mostrado sus recelos. El frenazo al primer paso del proceso de adhesión confirma que Turquía va en serio y espera arrancar concesiones.

El sí de Ankara es imprescindible, ya que la unanimidad de todos los países miembros es necesaria. Erdogan ha calificado a ambos candidatos como “incubadoras” de terroristas por su apoyo a organizaciones como el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). “Están viniendo para convencernos, pero lo siento, no pierdan el tiempo”, afirmó el lunes. “No es posible decir que sí [al ingreso]”, añadió. Pese a estas palabras, Turquía ha dejado ver en las últimas horas que el rechazo a Estocolmo y Helsinki no es definitivo. Pero  nada es gratis.

La OTAN, de hecho, mantiene su objetivo de que ambos países se sienten ya como invitados en la cumbre que la organización celebrará en Madrid a finales de junio. “Estamos decididos a trabajar en todas las cuestiones y alcanzar una rápida conclusión”, ha señalado un funcionario de la OTAN tras concluir la frustrada reunión de embajadores.

Te puede interesar