955x100

Jair Bolsonaro seguirá internado y evalúan si debe ser operado por la obstrucción intestinal

Internacionales 04/01/2022 Por Editor
Este lunes había sido hospitalizado de urgente en San Pablo. Se encuentra estable y este martes será evaluado.

VACUNACON  955x100

Bolsonaro
Jair Bolsonaro.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, fue hospitalizado de urgencia en la madrugada de este lunes para tratar una obstrucción intestinal. Por la noche se confirmó que tuvo una mejoría clínica, pero seguirá internado y este martes volverá a ser evaluado. Aún no se definió si debe ser sometido a una cirugía.

El primer parte médico del Hospital Vila Nova Star, el centro de salud en la ciudad de San Pablo donde está internado, había informado que el mandatario brasileño se encuentra estable pero aún no hay fecha prevista para darle el alta.

Agregó que Bolsonaro ingresó debido a un cuadro de obstrucción parcial del intestino y se encontraba estable para ser evaluado por el equipo de su doctor, Antonio Luiz Macedo.

La Secretaría Especial de Comunicación de la Presidencia de la República (Secom), por su parte, había indicado más temprano que "el presidente Jair Bolsonaro se encuentra bien luego de ser hospitalizado por sentir dolor abdominal durante sus vacaciones en Santa Catarina".

Por la noche, desde el hospital privado Vila Nota Star se informó a la agencia Télam que  el presidente "presentó una mejoría clínica después del uso de sonda nasogástrica, evolucionando sin fiebre o dolor abdominal" y que "hizo una corta caminata por el pasillo del hospital".

En su cuenta de Twitter, el presidente brasileño hizo una publicación donde se mostró acostado en una cama de hospital, y explicó que se empezó a sentir mal tras el almuerzo del domingo.

En este mensaje comentó que a las 3 de la mañana llegó al hospital de San Pablo donde está actualmente internado, que le colocaron una sonda nasogástrica, y que está a la espera de más estudios para ver si se le hace una nueva cirugía por una obstrucción en la zona abdominal. 

Secuelas de un ataque

Bolsonaro ya fue ingresado a mediados de julio para ser tratado por una obstrucción intestinal. En esa ocasión, permaneció cuatro días en el hospital. 

Debido a la puñalada que recibió en 2018, el dirigente ultraderechista pasó por al menos cuatro cirugías que le volvieron más proclive a sufrir trastornos intestinales.

Tras ser apuñalado, debió ser operado por primera vez en un hospital de Juiz de Fora (Minas Gerais, sureste). Poco después, el 12 de septiembre, fue sometido a una segunda cirugía para limpiar el intestino.

El 28 de enero de 2019, el mandatario volvió al quirófano para retirar la bolsa de colostomía colocada tras el apuñalamiento El 8 de septiembre de 2019 se sometió a otra cirugía para corregir una cicatriz herniada de una operación anterior.

También tuvo otros dos procedimientos no relacionados con la herida: extracción de un cálculo en la vejiga y una vasectomía. En julio, tuvo que ser hospitalizado por hipo persistente.

Te puede interesar