Más gestiones y nulos avances por las familias binacionales

Provinciales 31/10/2021 Por Editor
La exigencia del PCR dentro del protocolo sigue siendo el obstáculo para que familiares vuelvan a unirse luego de 20 meses.
frontera

Si bien se dio la apertura del paso de frontera en el Centro de Frontera Salto Grande, el protocolo implementado en el Corredor Sanitario Seguro Concordia-Salto, dificulta a quienes por motivos estrictamente familiares deben cruzar la frontera con periodicidad.

La semana pasada los intendentes de Concordia y Salto, Alfredo Francolini y Andrés Lima, se reunieron con los presidentes de las delegaciones argentinas y uruguayas del complejo, Luis Benedetto y Carlos Albisu, y la cónsul argentina en Salto (ROU) Carola del Río: coincidieron en solicitar en conjunto un tratamiento diferenciado para las “familias binacionales”, ya que necesario y viable implementar un protocolo específico y diferenciado para las familias del denominado Grupo Puente, grupo específico de personas cuyo motivo para cruzar la frontera es estrictamente de índole familiar o laboral.

Sin embargo, los pedidos siguen sin prosperar. Por ello han seguido también las protestas de las familias; el sábado impulsaron marchas en el acceso al lago, en la Capital del citrus, mientras que en la vecina localidad uruguaya fueron hasta la cabecera del puente.

Nueva reunión

En las últimas horas se conoció que el intendente Andrés Lima, el diputado Álvaro Lima y el presidente de la delegación uruguaya ante la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande se reunieron en Montevideo con el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, y el prosecretario, Rodrigo Ferrés, para plantear formalmente al gobierno nacional uruguayo la solicitud de los integrantes del Grupo Puente, conformado por 284 uruguayos y argentinos que tienen su trabajo y/o familia del otro lado de la frontera entre Salto y Concordia.

En ese ámbito, Lima pidió a las autoridades estudiar la posibilidad de establecer un protocolo específico para que estas personas, acreditando que están inmunizadas, puedan cruzar por el puente con menores restricciones. Para ello, encontraron buena receptividad de las autoridades nacionales, que trasladarán las consultas a los ministerios de Relaciones Exteriores y de Salud Pública.

El intendente de Salto aclaró que dejar de exigir el PCR no está en consideración dada la importancia de este análisis para mantener un control sanitario en cada país, pero una de las alternativas planteadas es la de subsidiar el costo del mismo para las personas que deben cruzar con regularidad de un lado al otro. Se apuntó que la realidad sanitaria resulta buena sobre ambas costas del río Uruguay: entre ambas ciudades hay seis casos de Covid-19 entre más de 300.000 habitantes que conforman el conglomerado binacional.

Te puede interesar