Gob er ola de cuidados

DOS “SEÑORAS” QUE SON “SEÑORES”

Editorial 22/08/2021 Por Editor
La mayor parte de las equivocaciones se producen por “errores humanos”. Así, puede pasar cualquier cosa, como que un avión se caiga porque alguien se olvidó de apretar un chip o que se salga la rueda de un auto no ajustada bien por el gomero que se “olvidó” de ajustar la tuerca.
WhatsApp Image 2021-08-22 at 05.18.05

Ayer, la información de un accidente de motos con cuatro involucrados era escasa y publicar algo que no estaba chequeado, ni verificado, podría hacernos incurrir en errores por falta de preocupación o por no levantar el tuje del asiento, cosa que lamentablemente hacen (mos) la mayor parte de los “periodistas” digitales.

Confirmemos primero, publiquemos después, para curarnos de esa plaga del copie y pegue, donde algunos diarios papel, no son periódicos sino un empaste de lo que publican otros, una simple compilación de notas “robadas” y eso no es periodismo aunque lo pregonen como “lo nuevo” cuando el afano de noticias es práctica corriente de cualquier “culo de plomo” (jerga utilizada en las redacciones para quien no se levanta a buscar una información)

En esta “noticia”, los medios de Paraná que muchas veces acceden a la información policial antes que nosotros, decían que una de las motos involucradas era conducida por una mujer, mientras nosotros disponíamos de otra versión, la de un hombre, llamado Florencio.

Desentrañar esta cuestión fue imposible, el subjefe de Policía dijo que los involucrados eran cuatro personas varones y dio sus datos con nombres y apellidos. Por su parte, Prensa del hospital Masvernat, a cargo de nuestro colega y amigo, Ignacio Iriarte, nos dio una versión diferente, para él –según el informe que le dieron en el hospital- Florencio, en realidad es Florencia, una mujer de 51 años y Rosa, es el nombre de una segunda mujer, que viajaba en la moto, o es el apellido de un hombre que se llama Isnaldo y tiene 66 años? En este último caso, lo único que coincide es la edad.

Desde hace un tiempo, los móviles periodísticos no se animan a circular por cualquier barrio de la ciudad, hay zonas que denominamos “comanche”, donde se puede entrar pero es difícil salir. 

Hay otras cuestiones como que los policías lejos de ser amables con los periodistas, les ladran y ni que contar si toca toparse con un fiscal que quiere demostrar ante la Policía el poder que tiene y empieza a los gritos.

Toda esta situación, ha hecho que estemos a la información “oficial”. Últimamente la Policía remite unos partes de prensa que son menos que telegráficos y prácticamente hay que imaginar lo ocurrido. En este caso, no se dio a conocer los nombres de los cuatro lesionados en el accidente y hubo que requerirlos telefónicamente y contrastarlos si eran mujeres o varones.

El resultado es que no se sabe si son de uno u otro sexo, en virtud de las diferencias entre dos fuentes oficiales y de primer nivel, el subjefe de la Departamental de Policía y el encargado de prensa del Hospital Masvernat.

Seguramente, es lo que intuimos, los encargados de tomar los datos de ingreso al Masvernat le han errado en los nombres, o los han escrito tan mal, que Florencio terminó siendo Florencia y que Rosa (en lugar del apellido) se lo haya tomado como el nombre y los dos hombres terminando siendo transformadas en dos señores que chocaron con dos chicos que venían en otra moto. Lo de un auto gris, es un invento periodístico, según el funcionario policial, nada de eso ocurrió, pero como todo queda en una nebulosa que seguramente se aclarará mañana.

@diarioelsolconcordia

Te puede interesar