LA GATA FLORA

Editorial 16/05/2022 Por Editor
Debo estar gagá porque no comprendo el comunicado del Centro de Comercio e Industria de Concordia. Mientras venían quejándose de la apertura de la frontera le dimos aire y tinta para que esa aspiración, compartida por todos, se visualice y tomen nota los que tenían el poder de hacer que la situación se encarrilara, demoró pero finalmente las fronteras están abiertas.
CCISC

Dicen que los uruguayos abarrotan el Centro de Fronteras para venir a Concordia y esto nos parecía una muy buena noticia, a mayores ventas, más beneficios, sobre todo que nuestros copoblanos por la inflación pueden comprar poco y ese espacio, ahora, está siendo ocupado por los vecinos del otro lado del charco.

¿De qué se quejan los comerciantes?

Analizando el comunicado, éstas serían las medidas de las autoridades uruguayas de las que se quejan los comerciantes Concordienses: 1.- Que bajaron en algunos puntos el precio del combustible con el fin de que los uruguayos no viajen a cargarlo a Concordia;

2.- redujeron el IVA a algunos productos;

3.- Van a colocar un free shop en el Centro de Frontera del lago uruguayo que tiene liberalidades en el pago de impuestos internos;

4.- Que hay un proyecto para que se pueda realizar  “micoimportaciones” desde Concordia a Salto pagando un recargo del 3 % y que esta situación -dicen- “va a ser aprovechada por las grandes superficies comerciales multinacionales y nacionales, que han concentrado la economía regional del lado argentino, de tal forma que se profundizará la brecha con el mundo Pyme”, en un problema que es estrictamente del comercio argentino y que nada tiene que ver la integración regional.

Ahora viene lo más insólito del comunicado que verdaderamente no entienden que las medidas de las autoridades uruguayas son un paliativo para que sus ciudadanos no hagan lo que están haciendo, venirse en tropel a inundar el comercio de Concordia para adquirir productos aquí, que BENEFICIAN A LOS COMERCIANTES ¿o no?

Titulan a las desesperadas medidas de “multiplicidad de acciones del gobierno uruguayo”, y achacan que del lado argentino “no existen medidas ni conciencia gubernamental del daño que hacen a la región las asimetrías”.

Resulta que estas “asimetrías” son las que favorecen más que nada a los que se quejan es decir a los comerciantes que pueden aprovechar la diferencia cambiaria en su beneficio, lo que está bien y es una buena noticia que ellos -a través de este insólito comunicado- trastocan en una “mala noticia”.

Los precios de los combustibles en Salto estarían 3 a 1 en relación con Concordia, según la nota de medios especializados de allá, el sistema que busca implementar un legislador uruguayo es darle la posibilidad a los comerciantes de Salto de comprar en Concordia, pagando una tasa, para evitar el contrabando, pero de esto también se quejan apuntando a las multinacionales de aquí que nada tiene que ver con las “asimetrías”.

De tal forma que se supone que si aquí suben los combustibles, se encarecen al triple los artículos y nos conviene a los argentinos ir a comprar a los comercios de Salto, ahí si los comerciantes van a salir a aplaudir que por “fin no hay asimetrías” aprovechemos a ir a Salto a comprar. Como esto sería alocado no me queda más que pensar que quien hizo ese comunicado estaba bajo los efectos de alguna bebida con alto contenido alcohólico, en síntesis estaba borracho, pero como los directivos del CCISC no salieron a desmentirlo digamos que da vergüenza ajena este “comunicado”, tal vez, alguien quiso hacer una “joda” y en nombre del centro de comerciantes, fraguó este comunicado para mofarse de sus autoridades. Es probable, por lo cual todo queda sujeto a que lo ratifiquen o no. Esperemos.

Te puede interesar