955x100

Claroscuros de una fiesta nacional que da para mucho más

Editorial 13/12/2021 Por Editor
Estuvo bueno, pero le faltó mucho para ser una fiesta nacional. La gente respondió y el público salió satisfecho porque este período de “descanso” de la pandemia, hasta que nos ataque Ómicron, es aprovechado por todos para distenderse después de dos años de estar prácticamente encerrados o de andar como bandidos, tapándonos la cara con barbijos, por eso el éxito de la fiesta estaba asegurado.

VACUNACON  955x100

Claroscuros

Como siempre, quedan “peros”. Desde el punto de vista estrictamente profesional, Tele5 retransmitió las dos ediciones y esto hizo que podamos ver las serias deficiencias técnicas en el sonido; los terribles “baches” entre conjunto y conjunto; la falta de una programación alternativa para ir tapando baches con un ida y vuelta de los presentadores que se limitaban a dar a conocer quién venía y después los espectadores que estaban en el predio debían ver  una publicidad que estaba ya perimida, pues invitaba a la fiesta que estaba terminando; y cuarenta y cuatro veces entre medio de la actuación de un conjunto y otro, pudimos ver la publicidad de MANAOS, gratis por Tele5, pues el canal no cobró ni a la Municipalidad, ni a Canido, ni tampoco a Barrios.

Pero el tema no es económico ya que nadie pidió que transmitiéramos, ni menos que lo hiciéramos GRATIS. Fue una decisión de estar presentes y de llegar a aquellos que estaban en sus casas impedidos por cualquier razón de participar que lo hagan desde las pantallas de Tele5.

El sonido fue malo, para ser condescendientes, y se notó cuando actuaron LOS NOCHEROS, ellos tenían su propio sonido y era tan diferente al que disponían los otros artistas que, después de escucharlos, se entiende el por qué no se puede hacer una fiesta nacional sin un sonido de 10.

El costo de las sillas pareció también alejar a muchos y hubo grandes baches de gente que quiso oblar $ 500.- para sentarse, aunque después se abrió el lugar para la actuación del número central y para que no quedaran sitios vacíos. Hubo un error de cálculo. Tal vez con un precio más económico se hubiera podido cubrir de entrada el sector.

Así, podríamos seguir enumerando yerros (como la falta de agua en los baños), pero no es el propósito de empañar el esfuerzo de muchos que pusieron lo mejor de sí para que la fiesta se haga y parece de mala leche salir a decir que todo estuvo mal.

No, señor. No todo estuvo mal, pero podría estar mucho mejor y pareció que faltaba alguien que maneje la batuta. Un director de orquesta que parece que está boludeando con el palito, pero que cuando señala un sector entra en su momento justo quien corresponde para esa parte de la canción, y todos al unísono miran al que dirige.

Sin ánimo de polemizar, pero el año próximo podrían llamar a alguien que sepa de eventos y que dirija la orquesta, mientras tanto, felicitaciones por hacer la fiesta. ¡La necesitamos todos!

Te puede interesar