955x100

La UE elude el debate sobre la vacunación obligatoria contra el coronavirus

Internacionales 13/12/2021 Por Editor
El enfoque de la UE para abordar la pandemia está lejos de ser uniforme y la tasa de vacunación es demasiado baja. Dos mundos chocarán cuando el nuevo ministro alemán de Salud se enfrente a Bruselas, opina Bernd Riegert.

VACUNACON  955x100

unión europea

La Comisión Europea y el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) han sido implacables en sus advertencias a los Estados miembro sobre que la situación del coronavirus es dramática y es probable que empeore en las próximas semanas.

Y de forma igualmente implacable, los ministros de Salud de la UE siguen procrastinando. Hay pocos signos de acción coordinada, ya sea al lidiar con la ola actual de contagios o al anticipar el impacto de la variante ómicron.

En su reciente reunión en Bruselas, los ministros se negaron incluso a discutir la vacunación obligatoria en Europa. Pero ya es hora de que lo hagan. Los expertos en salud de la UE dicen que la tasa media de 66 por ciento de inoculación entre adultos en la UE es demasiado baja. En seis países, está incluso por debajo del 55 por ciento.

Sin embargo, todo lo que salió de Bruselas fueron las mismas viejas frases huecas sobre cómo aumentar la tasa de vacunación de forma voluntaria.

Inacción e inercia dentro de la UE

La Comisión Europea no está planeando su propia campaña para aumentar las tasas de vacunación. No obstante, la comisaria de Salud, Stella Kyriakides, ha reconocido correctamente que, mientras un solo país miembro con una tasa de vacunación baja tenga el potencial de desencadenar nuevas olas de infecciones que puedan afectar a los demás, Europa en su conjunto está en peligro.

Y, sin embargo, los ministros de la UE se muestran reacios a adoptar el siguiente paso lógico: debatir la vacunación obligatoria en toda la UE y actuar lo más rápido posible. Las variantes delta y ómicron no esperarán a que los políticos decidan tomar cartas en el asunto.

Austria y Alemania están a favor de introducir la vacunación obligatoria general, mientras que Italia, España y Francia la han impuesto en ciertas áreas y grupos ocupacionales.

Esto podría tener enormes implicaciones para el resto de la UE y los países vecinos. ¿Impedirán Alemania y Austria en algún momento la entrada al país de ciudadanos de la UE no vacunados? Ese sería el paso lógico. ¿Y cómo se alinea esto con el certificado digital de la UE (que muestra si una persona está vacunada, recuperada o es portadora de una prueba negativa), que ha permitido los viajes relativamente sin problemas entre los Estados miembro desde el verano? El silencio de Bruselas es perturbador.

Te puede interesar