Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Paraná: Continúa el juicio por jurados al hijo de una ex jueza por el femicidio de su novia

Jorge Julián Christe está acusado de «homicidio triplemente agravado por el vínculo, alevosía y por haber sido perpetrado mediando violencia contra la mujer».

Un jurado popular continuó ayer escuchando testimonios en el marco del juicio que se inició al hijo de una exjueza acusado por el femicidio de su novia, Julieta Riera, ocurrido hace un año en Paraná, y en el que el fiscal calificó al imputado como «un macho violento» que golpeó y luego arrojó a la víctima desde el octavo piso, informaron fuentes judiciales.

Durante la primera jornada declararon policías que intervinieron, empleados y vecinos del edificio donde la joven convivía con Jorge Julián Christe (31), acusado de «homicidio triplemente agravado por el vínculo, alevosía y por haber sido perpetrado mediando violencia contra la mujer».

«Esta es la historia de un macho violento que atacó ferozmente a su novia tomándola del cuello, apretándoselo y la mató arrojándola por el balcón, y que lejos de interesarse por lo sucedido, fue a la casa de su madre y luego a la policía, donde informó falsamente que se había caído su suegra», comenzó el fiscal Ignacio Aramberry.

En los alegatos de apertura, apuntó a que la hipótesis de la defensa es «una absoluta y rotunda fantasía» y pidió que el jurado dicte «un veredicto de culpabilidad como única solución posible», lo que adhirió la querellante Corina Beisel.

Por su parte, los abogados defensores, Ladislao Uzin Olleros y Franco Azziani, se «solidarizaron con el dolor de la familia de Riera», y expresaron que las teorías de la fiscalía y querella «son débiles», que Christe «no es un macho violento» y que «fue un accidente».

LAS DECLARACIONES

Facundo Yair González, vecino del sexto piso, recordó que esa noche escuchó «entre las 2:35 y 2:45 una caída fuerte, y un gemido de queja de una mujer después del fuerte ruido».

También dijo que la joven «no era una chica de hablar, siempre andaba con la cabeza cabizbaja, nunca estaba sola, siempre con Christe», y afirmó que en reiteradas oportunidades la vio «con moretones, he escuchado peleas y platos que se rompen».

«Si podría volver el tiempo atrás doy aviso de la violencia y las agresiones, y quizás no estaría sentado acá hoy», concluyó.

El subcomisario Guillermo Silaur recordó que Christe apareció en sede policial y dijo que «se había caído la suegra en el balcón», pero cuando llegaron al edificio en el ascensor contó que «no había sido su suegra sino su novia».

Remarcó que el día del hecho, a Christe lo notó «nervioso», que «hacía fuerza para llorar pero no lloró» y aseguró que en un momento «quiso tirarse del balcón», por lo que tuvieron que llevarlo a la entrada del edificio.

Christe está con prisión preventiva desde mayo de 2020, aunque cuatro meses después, la vocal de Juicios y Apelaciones Carolina Castagno le otorgó arresto domiciliario, que cumple en un departamento en calle San Martín al 300, bajo la custodia de su madre, la exjueza en lo Civil y Comercial Ana María Stagnaro.

Esta decisión fue repudiada públicamente por asambleas, organizaciones y diferentes espacios de Entre Ríos que consideraron que la vocal actuó «sin perspectiva de género» y que el fallo estuvo «amparado en el poder de ese sistema y en los privilegios de clase» del detenido.

EL FEMICIDIO DE RIERA

Ocurrió el pasado 30 de abril, cuando la joven cayó del balcón del departamento 5 del octavo piso del edificio de la calle San Martín 918, entre las 2:20 y 2:50.

El fiscal Aramberry explicó a Télam que Christe «agredió físicamente» a la joven y «le comprimió manualmente el cuello hasta dejarla en estado de inconsciencia», tras lo cual «la arrojó con vida desde el balcón».

La joven, que estudiaba para terminar el secundario y tenía un hijo menor de edad, presentaba más de 31 lesiones, hematomas, hemorragias y excoriaciones en el rostro, cuello, brazos y piernas, según determinaron los médicos forenses, lesiones que, «principalmente en la zona del cuello, fueron anteriores a la caída».

La pareja convivía desde hacía un año y medio y, según el fiscal, «más de 10 personas» entre familiares y amigos de la chica «sabían que la relación estaba caracterizada por la violencia de género», añadió el representante del Ministerio Público.

Imagen: Jorge Julián Christe está acusado de femicidio pero cumple prisión preventiva bajo la custodia de su madre, una ex jueza de Paraná.

Deja un Comentario