Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Denuncian por «enriquecimiento ilícito» al exsecretario presidencial de Macri

Afirma que compró un departamento de 370 metros cuadrados en el lujoso Barrio Parque porteño por un valor de mercado de 2 millones de dólares. La denuncia también alcanza a Fátima Micheo, la encargada de los discursos del ex presidente.

El diputado del Frente de Todos, Rodolfo Tailhade continúa leyendo con detenimiento las declaraciones juradas de exfuncionarios y legisladores del macrismo. Logró enmudecer a Fernando Iglesias cuando mostró el crecimiento exponencial del patrimonio del diputado macrista. Ahora denunció ante la justicia al exsecretario general de la presidencia de Mauricio Macri, Fernando de Andreis porque entiende que no puede justificar la sextuplicación de su patrimonio en los cuatro años de gobierno de Cambiemos. Por caso, en la denuncia que presentó Tailhade destaca que entre las «inconsistencias» detectadas está la adquisición de un departamento de 2 millones de dólares ubicado en el recoleto Barrio Parque de la Ciudad de Buenos Aires. El diputado oficialista lo acusó además de «lavado de dinero agravado» y otros delitos contra la administración pública que pudieran derivar de la investigación judicial, ya que aparecen transacciones con su esposa y apoderada de la firma offshore Parquemar Group. También denunció a la exsubsecretaria de Comunicación Presidencial, Fátima Micheo, quien multiplicó por 25 el patrimonio que declaró al hacerse cargo de los discursos y la puesta comunicacional del expresidente. Ambas acusaciones recayeron en el juzgado de Sebastián Casanello.

–¿Por qué surgen esta sucesión de denuncias penales por enriquecimiento ilícito a ex funcionarios macristas?-preguntó PáginaI12 a Tailhade.

–Surgen de estas piruetas discursivas del macrismo sobre las fundaciones, cuando yo señalé que no existía ninguna fundación Mauricio Macri, salieron a decir que era mentira y exhiben la Fundación el Cambio es Posible en Latinoamérica (Cepla), que no tiene nada que ver con la educación que supuestamente era el objetivo de Macri. Sus creadores son tres prominentes macristas: José Torello, Fernando De Andreis y Fátima Micheo. Eso me llevó a mirar la evolución patrimonial de estos funcionarios porque las fundaciones son utilizadas en todo el mundo, pero en particular por los dirigentes del PRO, para ocultar bienes, para lavar dinero y evadir impuestos.

Tailhade entiende que “si bien los patrimonios declarados por De Andreis y Micheo no son grandes fortunas, pasaron prácticamente de vivir de prestado a tener departamentos de 350 metros cuadrados en Barrio Parque a un valor de mercado de 2 millones de dólares y otro similar en Barrio Norte de al menos 400 mil dólares que con sus ingresos de funcionarios públicos no hay posibilidades de que lleguen a eso», dice y agrega que sus declaraciones juradas «no explican la evolución patrimonial, que según la figura penal debe ser considerable e injustificada, que considero que la denuncia lo cumple, y debe haber un juez que intime a esa explicación”.

“Tanto Micheo como De Andreis para comprar estos super lujosos departamentos han sacado créditos hipotecarios del Banco Nación, y en las DDJJ no están especificadas las condiciones. Hubo una sistemática entrega de créditos privilegiados a funcionarios del macrismo de bancos públicos, al mismo tiempo que condenaban a la clase media a endeudarse con créditos hipotecarios UVA que hoy están todos arruinados y hasta la coronilla de deuda”, insistió el diputado oficialista.

La denuncia recayó por sorteo en el fiscal Jorge Di Lello y el juez Sebastián Casanello. Tailhade sumaría esta semana la denuncia contra el diputado macrista Fernando Iglesias por la misma figura penal.

En el extenso escrito, el diputado oficialista sostiene que que de acuerdo a declarado ante la Oficina Anticorrupción, De Andreis asumió su cargo en diciembre de 2015 con un patrimonio de 2.258.147 pesos y lo dejó en diciembre de 2019 con 13.149.190 pesos (con un activo de 20,9 millones y un pasivo de 7,8 millones), un incremento de 5,8 veces más “que no tiene justificación con los ingresos declarados”.

Entre los movimientos que llamaron la atención de Tailhade y que incorporó a la denuncia es que en 2015, De Andreis informa que adeuda a su esposa María Sol Asconape 417.000 pesos y cuando termina la gestión informa que no ya no le debe nada, “pero lo que omitió justificar es la causa de la deuda, cuándo la abonó y de dónde surgió el dinero para abonarla”.

Tailhade señala que la “señora Asconape junto con su familia paterna está relacionada con la firma offshore Parquemar Group (de la que Asconape es la apoderada) la cual esta sospechada de lavado de dinero como así también el padre de la mencionada”. También incorpora notas publicadas por los periodistas (Hugo Alconada Mon, Iván Ruiz y Maia Jastreblansky) que integraron el consorcio internacional que investigaron los documentos revelados de Panamá Paper.

Para Tailhade lo má llamativo es que en diciembre de 2018 De Andresis incorporó a su patrimonio un departamento 370 metros cuadrados en 31.154.880 pesos”. El exfuncionario declara ser titular del 50 por ciento y además una deuda con la inmobiliaria Darwin SA por 7.820.000 pesos al inicio como al cierre del año 2019. “Lo más impactante de este activo –insiste Tailhade– es su precio de mercado, más allá del valor de escrituración. Y es que se trata de una propiedad ubicada en el Barrio Parque de CABA, es decir el sitio más exclusivo de la ciudad, cuya cotización real es cercana a los 2.000.000 de dólares”.

En tanto Micheo asumió la Subsecretaria de Comunicación presidencial, en 2015, con un patrimonio de apenas 156.837 pesos y a diciembre de 2019 declaró un patrimonio neto 3.891.776 de pesos (activos por 6.199.517,84 y pasivos por 2.307.741,79 de pesos). Por lo multiplicó el mismo casi 25 veces en 4 años. «Concretamente los números no cierran», dice la denuncia.

Deja un Comentario