Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Automovilistas y comerciantes reclaman por los excesivos controles de Tránsito en la Costanera

Numerosos vecinos, como así también comerciantes de la zona de la Costanera de nuestra ciudad, se comunicaron con cronistas de nuestro medio para manifestar su indignación por, según ellos, los excesivos controles que lleva adelante el personal de la Dirección de Tránsito de la Municipalidad, conjuntamente con personal de Seguridad Urbana y uniformados de Gendarmería Nacional.

En este sentido, Luis, comerciante de la Costanera, manifestó ante cronistas de El Sol-Tele5 que “es una barbaridad lo que están haciendo. Resulta que se paran a las 8 de la noche a realizar controles y a frenar a todo el mundo por largos minutos en la intersección con avenida Carriego”, comentó.

Indicó luego que “la gente que anda en ese momento son familias que salen a pasear y a dar una vuelta, a veces la gente para y alguien baja a comprar un agua, una gaseosa, un pancho o cualquier cosa y resulta que con estos controles la gente sale de la Costanera por las insufribles colas que se forman por largo tiempo”, y espetó que “nos mataron de hambre durante meses y ahora que podemos abrir, no podemos vender nada porque nos corren los clientes. Estamos pasando hambre y no nos dejan laburar”, rezongó.

“POR POCO NO ME PIDIERON EL CERTIFICADO DE DEFUNCIÓN DE MI MADRE”

En esa misma sintonía, Laura, una vecina que quedó por largos minutos atrapada en la cola de vehículos, dijo ante nuestro medio que “salí con mis nenes a dar una vuelta para distraernos un poco del encierro y resulta que cuando estoy llegando por calle Primero de Mayo a la Costanera, había una larga cola de autos. Luego pude ingresar, tras largos minutos de soportar la fila de autos y los bocinazos para que circulara, pero cuando llegamos a Carriego resulta que había un control, donde había personal de Tránsito, policías, Seguridad Urbana y Gendarmería, quienes me retuvieron pidiendo cosas insólitas, por poco no me pidieron el certificado de defunción de mi madre”, alegó la mujer.

“LO HACEN PARA QUE LA GENTE NO SALGA”

Del mismo modo y para tomar como referencia algunos de los comentarios de los indignados vecinos, citamos el caso de Ángel, otro automovilista, ofuscado por lo que le tocó pasar alrededor de las 21.00 hs. dijo que “no voy más a dar una vuelta por la Costanera, así no se puede; yo no sé si lo hacen para que la gente no salga o qué, pero salgo en la camioneta con mi familia a dar una vuela, es cierto que se juntan muchos autos, pero cada vehículo es como una burbuja circulando, nadie para, a veces alguien se detiene momentáneamente para comprar algo en alguno de los negocios de la zona, pero sigue su marcha”, aseguró.

Leticia, otra madre indignada que al volante de su vehículo fue detenida en el control cuando circulaba de norte a sur. Pero lo más insólito fue que cuando volvió a pasar por el lugar, una novata agente de tránsito la volvió a parar. “Ya me habían parado de ida, pero no conformes con eso, a la vuelta lo volvieron a efectuar. Yo reconozco que me saqué y le reclamé a la chica que ya lo había hecho, pero lo más sorprendente fue que enseguida se acercó un gendarme a mi ventanilla de manera intimidatoria. ¿Pero qué es esto? -se preguntó la mujer- yo creía que la Gendarmería estaba para controlar nuestras fronteras, para controles de ruta y no para un inoportuno control de tránsito en la Costanera, justo cuando sale la familia a dar una vuela. No hay derecho -dijo Leticia- esto es un atropello. Quien sabe a qué funcionario descerebrado se le ocurre mandar a hacer estos controles justamente, donde está la familia”.

Para finalizar, indignada dijo: “por qué en vez de distraer a tanta gente en esta pavada, no los mandan a cuidarnos de los chorros que en Concordia hay de sobra”.

Deja un Comentario