Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Aseguran que un cortejo fúnebre ingresó al Cementerio Municipal escuchando cumbia y violando los protocolos

Alrededor de las 2 de la tarde del día sábado, falleció en el hospital Masvernat, un hombre de 41 años, identificado como Javier Fabián Cáceres quien había recibido un escopetazo en el estómago, en horas de la madrugada del día sábado, en inmediaciones de calles J.J. Sola y Navarro.

Los familiares del baleado, en pleno sepelio, el domingo alrededor de las 10 de la mañana en el cementerio municipal, realizaron un ruidoso funeral con música y una muchedumbre que acompañó a los que cargaron en sus hombros el féretro con los restos mortales de Cáceres.

Las imágenes del cortejo que ingresó por calle Villaguay, fueron publicadas por los familiares de la víctima en las redes sociales y esto generó una fuerte polémica y rechazo porque, según las opiniones de los internautas, “no se respetaron ni los protocolos ni mucho menos el solemne silencio de los deudos que fuimos a visitar a nuestros difuntos” en ese momento en la necrópolis.  

Cáceres falleció producto de las graves heridas producidas en la zona del abdomen por un arma de arma de fuego, posteriormente se supo que el fiscal en turno dispuso la detención de un hombre de 61 años, sindicado como el autor del sangriento disparo, quien quedó a disposición de la Justicia. 

Los familiares de la víctima dicen estar “muy indignados porque -según ellos- la justicia dispuso la libertad” del supuesto homicida y aseguraron ante cronistas de EL SOL-Tele5 que: “el hecho ocurrió en el barrio 17 de Octubre”.

Gabriela Cáceres, hermana de Javier, señaló que “desconozco los motivos por los que este hombre, apodado “el sordo”, baleó con una escopeta a mi hermano en la madrugada del viernes, tipo 2 de la mañana”, y reclamó que “nosotros queríamos que se haga justicia por su muerte. Nosotros queremos que el autor pague y que vaya preso porque por ser un hombre de 65 años no puede ir a la cárcel, pero sí puede matar. Nosotros queremos justicia y queremos que investiguen la policía porque este asesino no puede matar y andar suelto”, espetó.

Del mismo modo Gabriela precisó que “mi hermano vivía a dos cuadras de donde lo balearon y el autor vive del otro lado, en Bulevar Yuquerí y Guarumba. El sordo le pegó un escopetazo en la parte derecha de la costilla, mi hermano llegó con vida al hospital, pero luego pasado el mediodía del sábado nos llamaron para decirnos que Javier Había fallecido”, sostuvo la hermana de la víctima.

Consultada por nuestro medio, por el ingreso al cementerio con música, Gabriela Cáceres manifestó ante nuestro medio que: “si es verdad que hicimos un funeral con música; pero apagamos la música en la puerta del cementerio”, aunque en las imágenes se ve que ingresaron con el cortejo mientras seguían con un parlante escuchando cumbia mientras acompañaban el féretro del hombre asesinado. 

Deja un Comentario