Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

¿Quién mató a Raúl Molina?

El empresario concordiense (foto) tenía una causa abierta por «asociación ilícita» y se encontraba a punto de reabrir su firma TABACALERA DEL LITORAL SRL. Fue hallado muerto con varios disparos en su casa de Estancia Grande.

Mientras los investigadores siguen las pistas del asesinato de Raúl Alberto Molina ocurrido esta tarde en su casa de campo de Estancia Grande, se conocen detalles de una lista de sospechosos entre los cuales sobresalen quienes tenían especial inquina contra el empresario.

Se investigan sus anteriores socios, uno de los cuales figuraría como testigo de identidad reservada en el expediente penal que se le seguía a MOLINA en el Juzgado Federal de Concepción del Uruguay. Esa persona, había roto una sociedad con el difunto y lo había denunciado.

Posteriormente se conoció que su ex socio había montado una fabrica de cigarrillos truchos en cercanías de la intersección de la Avenida 015 y la rotonda de Acceso a Concordia por la Avenida Monseñor Rosch. El lugar es un gran galpón de empaque que pertenece a un contador ligado a la citricultura, de apellido Putruele. Se encuentra ubicado al norte de la pista de aterrizaje del Aero Club, y se lo habría elegido por ser un lugar estratégico para el comercio ilegal de cigarrillos ya que está en cercanías del puente internacional de Salto Grande y nadie sospecha del aterrizaje de avionetas (que deberían traer el tabaco) en un aeroclub.

El ex socio de Molina, mantenía una camioneta de gran porte tipo Hummer de las que usa el ejercito americano en un estacionamiento de Salto pero la policía de allí dijo que había montado un discreto operativo tendiente a identificar al dueño del vehículo que aparecía como «abandonado», pero una persona (que se determino era el ex socio de Molina) pagaba el arrendamiento del estacionamiento ubicado en la Terminal de Omnibus de Salto.

FOTO: Raul Alberto Molina, el dueño de Tabacalera del Litoral en compania de su abogado, Carlos Medina.

Deja un Comentario