Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

La Liga Concordiense de Fútbol despide a uno de sus principales colaboradores

Mucha consternación en la sociedad, y principalmente en el mundo del fútbol causó ayer la muerte de Hugo Di Lello. Su deceso se produjo al haber contraído Covid-19 hace poco tiempo, del que no se pudo recuperar más, dado que se le habría sumado a otras patologías preexistentes en su organismo. Hugo tenía 62 años y dejó innumerables amigos, quienes cada uno a su manera se manifestó ayer oralmente, presencialmente con su familia y también en las redes sociales, porque realmente era un gran tipo, servicial, amable, respetuoso, caballero.

Desde la Liga Concordiense de Fútbol, mediante su presidente, el Dr. Julio Larrocca, salieron las primeras muestras de dolor. Es que Hugo se desempeñó en el cargo de Presidente del Departamento Infanto Juvenil que tiene el ente rector, y lo hizo, además de muy bien, con mucha honestidad. Era un incansable y siempre tenía ideas para poner en práctica, y toda la semana trabajaba para que el fin de semana sea una fiesta de los chicos. Como en todo trabajo, que era arduo como en este caso, decidió dar un paso al costado para continuar con otro rubro en su vida personal, pero sin duda que el fútbol era una parte importante de su vida. Su actividad la inició en el Club La Bianca, ya que residía en el barrio, y siempre trabajó en pos de la institución en lo que haga falta pues, como decimos, era un tipo muy servicial y tenía ese “vozarrón” que era más que contundente, y convincente, claro.

Su pasado lo tuvo trabajando también en el Ferrocarril, donde se ganó el respeto de todos por su accionar y bonhomía. Y también los años, más la decadencia en la época de Menem, que echó por tierra a ese “monstruo” que era el Ferrocarril Argentino, se fue refugiando en su hogar a la espera de otra forma de trabajar. Y se apegó al fútbol, con toda su pasión, dejándolo todo en cada charla, en cada acto, en cada partido, en cada día de labor. Tenía un empuje notable, siempre para adelante y con una fuerza realmente envidiable. Siempre tratando de consensuar, de buscar la charla y lejos de las confrontaciones, porque no era su estilo. A esa voz que tenía la sabía utilizar muy bien para el diálogo e insistimos, casi siempre terminaba siendo convincente.

A los 62 años la muerte sorprendió a Hugo con este “bicho” que se sigue llevando gente, que es el enemigo invisible de todos hoy por hoy, y no tenemos duda de que pese a los cuidados que Huguito tuvo, igual se le escabulló para dentro de su cuerpo y fue el que agravó toda su situación. La luchó fiel a su estilo, pero no pudo ganar la batalla. Pero lo que ha ganado, y con creces, es el respeto, el cariño y sin duda las lágrimas de muchos que ayer lo despidieron, porque supo ganarse el corazón de toda la gente. Lo despedimos en esta sección como hombre del deporte, del fútbol, pero más que nada lo hacemos como persona, porque fue un amigo de todos y deja una huella importante. Hasta siempre Huguito. El abrazo a su familia en este duro momento.

2 Comentarios

    • Guillermo Barriod
      25 octubre, 2020

      Despidan a un grande del deporte por amor al mismo. Q.E.P.D. y bendiciones a su familia.

      Reply
    • ninguno
      27 octubre, 2020

      al que hay que despedir es a Julio Larroca presidente de la liga concordiense de futbol por chorro ladron te robaste toda la guita del estadio del poli hace 20 años que lo estan por hacer y sigue abandonado el estadio unico de concordia como eras chupamedia de grondona lo ivas pateando y lo seguis pateando y robando la plata que te giran todos los años para terminar el estadio ladron te robaste millones y todos los años para disimular haces algun movimiento de tierra o unas limpiezas y sigue abandonado y pasan los años y los gobiernos y este chorro sigue al frente con su mafia e impunidad

      Reply

Deja un Comentario