Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Clausuraron el Autódromo: Desde el mismo aseguran que cumplen con el protocolo sanitario

Ayer le pusieron la faja. Según se supo, los funcionarios habrían confundido un entrenamiento de ciclismo (autorizado) con una carrera. Desde el AMCC aclararon, pero los «fajaron» igual.

Si le faltaba algo a la gente del Auto Moto Club Concordia era recibir un baldazo de agua helada. Si bien la temperatura se ha elevado, no es como para tener esa sensación de aplacar el calor con semejante acción. Pero, por el contrario, lo que terminó pasando es que subió mucho la temperatura de los directivos con lo que pasó ayer. El Autódromo de Concordia fue clausurado por la Municipalidad de Concordia, y según se supo fue porque habrían imaginado que había competencia de ciclismo, cuando las mismas están prohibidas.

Pero parece que los funcionarios vieron mal y no habrían quedado bien parados, porque el Vicepresidente del Auto Moto Club, Gustavo Francois, salió a explicar lo que ocurrió y lo que realmente pasaba en el autódromo: “En realidad quería aclarar cómo fue la situación, porque quedamos como que el autódromo o el Auto Moto Club organiza competencias y es totalmente errónea la noticia. Simplemente, el grupo de ciclistas que normalmente concurre al autódromo a entrenar, porque son todos socios y cumplen con todo el protocolo, con las declaraciones juradas, con la ambulancia que está en la puerta para tomarles la temperatura y demás medios de prevención».

«Los sábados y domingos ellos siempre se juntan, como así también los feriados, para entrenar y hoy (por ayer) ocurrió ello. Había 20 ciclistas que estaban entrenando. Y el entrenamiento del ciclismo, se sabe, va uno al lado del otro o atrás del otro, y ellos (la municipalidad) lo tomaron como que era una competencia y por eso vino la clausura. Y quiero aclarar que no fue una competencia, porque calculo que como en toda competencia, como la que puede organizar el ciclismo, hay una inscripción, hay un trofeo y demás, y en este caso no había nada de eso. Simplemente era un entrenamiento, de los que obviamente están autorizados», continúo.

«El Auto Moto Club no quiere ir en contra de nadie, de la municipalidad, ni de nadie, porque cumplimos estrictamente los protocolos, desde que se nos habilitaron los mismos, y se los cumple al pie de la letra. Pueden venir, pueden llamarnos, y tenemos las planillas desde el primer día que el primer piloto vino a probar, y todos cumpliendo el protocolo que tenemos autorizado, o sea no más de diez personas, tienen sus dos mecánicos, un total de 30 y en este caso eran solamente 20 ciclistas», afirmó el directivo.

«Realmente esto nos hace un daño terrible porque son socios que colaboran con el club y que aportan una cuota societaria todos los meses, como para nosotros poder sobrevivir en este momento de crisis mal que estamos pasando. Y ahora no sé cómo vamos a afrontar esta clausura, la que creo que es una confusión y lo tienen que ver, o rever, porque no fue una competencia sino nada más que un entrenamiento rutinario, tal como está autorizado”, explicó ayer con un audio de whatsapp Gustavo Francois, y se lo escuchaba realmente consternado y contrariado con la situación que les toca vivir», finalizó.

Creemos que si es por parte del autódromo, no tenemos duda de que se cumplen con los protocolos, porque fueron de los primeros en estar desesperados por la vuelta de las actividades, aunque acotadas, por la muy mala situación económica que tienen por causa de tanto tiempo inactivos, porque carreras no hay en Concordia desde principios de año, y cuando todo se cortó estaba anunciada la visita del Turismo Carretera, nada menos, con lo que les representa para ellos la máxima categoría del país. Y aun así, ahora tampoco hay actividad, porque nadie quiere salir de los lugares seguros y menos ahora que el interior está teniendo varios contagios, aunque igualmente tuvieron charlas para correr usando el autódromo como burbuja, como se hace en todos lados.

Creemos, también, que las clausuras deben ser charladas, consensuadas. Esto no es como una fiesta clandestina, donde es evidente que la infracción está cometida y huelgan las palabras. Pero aquí hay que saber qué es competencia y qué es entrenamiento.

Además, en todo deporte se entrena como se juega, porque hay que hacerlo con la mayor intensidad posible, y es obvio que, en este caso, este entrenamiento de ciclismo se parezca a una competencia. Nos parece que deberían ir, hablar, preguntar, mirar bien, y luego actuar. No es clausurar por clausurar y nada más, privando del trabajo, en este caso, a un grupo de personas que debe afrontar gastos importantes y que, si obramos por antecedentes, son uno de los justamente motores de la economía local, trayendo espectáculos que reditúan a la ciudad y promueven con creces el turismo de la región.

Entonces, no se los puede clausurar como si allí hubo una fiesta clandestina, cuando bien explicó Francois que solo era un simple entrenamiento ciclístico de rutina. Ojalá todo pueda reverse y el autódromo pueda tener, al menos, ese aliciente de seguir trabajando con todos los protocolos y cuidándose entre todos, siempre con la mirada y los oídos puestos en lo que demandan las autoridades, que aquí parece no se desobedeció en nada. Lo cierto es que, como dice el título, le pusieron palos en la rueda.

Deja un Comentario