Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Crimen del Policía Federal: La historia del joven nacido en Entre Ríos

«Un soldado con honor vive con pasión, combate con valor y muere como un héroe», había señalado. Nació en Victoria, donde sus padres formaron una familia con seis hijos. Desde muy chico se fue a Buenos Aires.

Juan Pablo Roldán, asesinado el lunes a puñaladas en el barrio porteño de Palermo tenía 33 años y era papá de un nene de cuatro. El funcionario nació en Victoria y desde muy pequeño se fue a Buenos Aires donde siguió la carrera de su padre en la policía.

«Un soldado con honor vive con pasión, combate con valor y muere como un héroe», había señalado en un escrito junto a una foto en la que aparecía montando un caballo.

Juan Pablo nació en Victoria. Su madre, Elba, oriunda de la ciudad entrerriana y su padre, procedente de Buenos Aires, conformaron una familia de la que nacieron sus seis hijos. El agente asesinado ayer, desde muy pequeño viajo a Buenos Aires, donde siguió la carrera de su padre como funcionario policial.

Su muerte significa «un fuerte dolor para los vecinos del barrio Abadía», situado en el ingreso a Victoria por la ruta 11, y «de la ciudad en general, aquellos que lo conocieron a Juan Pablo ante este episodio desgraciado, donde perdió la vida», señaló al respecto el periodista Sergio Retamal.

Hace unos meses había compartido un video del Ministerio de Seguridad, en el que se escuchaba a un grupo de uniformados dar juramento de defender a la Patria hasta perder la vida. «Manteniendo firme el juramento», escribió él.

Roldán era egresado de la Escuela de Cadetes Comisario General Juan Ángel Pirker, a la que había ingresado en 2006. Prestó servicio en diferentes comisarías y en el momento de su asesinato se dirigía a su puesto en el Cuerpo de Policía Montada de la Policía Federal Argentina, en donde se desempeñaba como inspector desde el año pasado.

Al momento de ser apuñado, el agente de la Federal no se encontraba patrullando las calles, debido a que no era parte de sus tareas, sino que estaba en la zona de Figueroa Alcorta y San Martín de Tours, a apenas unos 200 metros del lugar a donde se dirigía a tomar servicio en el inicio de la semana.

Duelo

El Gobierno decretó un día de duelo nacional por la muerte del efectivo de la Policía Juan Pablo Roldán, quien fue asesinado a puñaladas en el barrio porteño de Palermo.

Mediante del Decreto 778/2020, publicado ayer en el Boletín Oficial, que lleva la firma del presidente Alberto Fernández, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la ministra de Seguridad, Sabrina Frederic, se decidió el duelo por un día.

El texto oficial marca que «en cumplimiento de los deberes encomendados a su personal, el Inspector Juan Pablo Roldán fue informado de la presencia de una persona, que se encontraba amedrentando a los y las transeúntes en la vía pública».

Y «que con motivo de la comunicación recibida el citado efectivo decidió en cumplimiento de su deber intervenir a efectos de preservar la seguridad de quienes se encontraban en la vía pública».

«En el intento de devolver la paz y la normalidad al espacio público y que el agresor deponga su actitud amenazante, de manera imprevista, fue agredido y apuñalado con un arma blanca, la que lo hirió de gravedad y causándole horas más tarde la muerte al Inspector Roldán, en un nosocomio de la zona», se agrega en el Boletín Oficial.

El texto afirma que el Gobierno nacional «entiende el importante rol que con formidable vocación de servicio cumplen las mujeres y hombres que forman parte de las Fuerzas de Seguridad», por lo cual, «resulta un deber honrar la memoria del Inspector Juan Pablo Roldán».

Por lo expuesto, el Presidente de la Nación decreta: «Declárase Duelo Nacional en todo el territorio de la República Argentina por el término de un (1) día a partir del día de la fecha, con motivo del fallecimiento del Inspector Juan Pablo Roldán en cumplimiento de sus funciones como integrante de la Policía Federal».

En el Artículo segundo indica que «por intermedio del Ministerio de Seguridad se expresará a la familia del extinto las condolencias del Gobierno Nacional».

En consecuencia, durante toda la jornada en los edificios públicos la bandera Nacional permanecerá izada a media asta.

El asesinato de Roldán se produjo en la Avenida Figueroa Alcorta al 3300, a metros del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba), cuando el inspector, quien era jefe de servicio del Cuerpo de Policía Montada, trató de intervenir en el conflicto con Rodrigo Facundo Roza, de 51 años, que le dio cuatro puñaladas, una de ellas en el corazón, la cual le provocó la muerte.

Roldán, padre de un nene de 4 años, fue derivado de urgencia al sanatorio Mater Dei, donde alrededor de las 17:30 falleció, mientras que el agresor fue trasladado al hospital Fernández.

El titular del SAME, Albero Crescenti, confirmó que el uniformado, que se disponía a tomar servicio al momento del ataque, recibió cuatro puñaladas, una de ellas en el corazón, y murió como consecuencia de una hemorragia interna.

Deja un Comentario