Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Liga Concordiense: 94 años de historia de fútbol

Un 13 de septiembre de 1926 se fundaba la entidad madre de este deporte en nuestra ciudad.

Ayer fue el aniversario número 94 de la Liga Concordiense de Fútbol, la institución madre de este deporte en nuestra ciudad. Y los ha cumplido en un momento muy especial, transitando una pandemia absolutamente inesperada y que nos tiene a todos en vilo en cuanto al regreso del deporte más popular de nuestro país, porque el virus no da tregua y casi todos los días se encienden luces de alarma. No obstante, como ya hemos comentado, los dirigentes de la Liga continuaron trabajando y el techo está absolutamente terminado, por lo que se terminaron las goteras y la humedad en la sede de Rivadavia 582. Justamente ello se habrá probado este fin de semana, donde justamente llovió e incluso algunos pronósticos anticipan que mañana martes podría caer agua nuevamente.

También la parte administrativa sigue trabajando, con el incansable Daniel Odiard y colaboradores en Secretaría, para ordenar todo ese aspecto de cara al futuro, a lo que podría ser la vuelta de la actividad, ya el año que viene, por supuesto. Este año será imposible que la pelota vuelva a rodar, porque hay un contexto desfavorable y el tiempo también es cada vez más apretado, quedando solamente tres meses y algo más para terminar el año, que se lo puede dar como absolutamente perdido, no solo en este sino en todos los aspectos porque quienes tenían proyectos e ilusiones se vieron paralizados por la pandemia.

Desde los clubes, claro, no se mete ninguna presión por volver, porque no se puede y porque también las instituciones tienen que “reinventarse” luego que pase esta pesadilla y ver de qué manera resurgir, para seguir disputando los campeonatos y también ver con qué jugadores. Pero ello será tema de las reuniones cuando vuelvan a ser presenciales, ya que no se necesita el “zoom” u otra plataforma, porque el diálogo, telefónico o por whatsapp es permanente con los dirigentes de las instituciones, desde la Liga y viceversa.

En lo dirigencial hay que honrar la historia de la Liga, porque por la misma pasaron muchísimos hombres honorables, muchos que sabían casi todo del fútbol y otros que sabían más que nada como llevar adelante una institución recordada con todos los honores, porque muchos de ellos lamentablemente ya han fallecido y el último “grande” en dejarnos fue hace poco Manuel Gallegos. Pero no queremos extendernos en nombres, porque sin duda fueron muchos y tememos olvidarnos de muchos.

También hay que mencionar a quienes le pusieron el hombro a la Liga y por allí no se llevan tantos laureles como un presidente o vice, y hablamos de un Juan Valerio Peruchena, Héctor De La Calle, Herbeé Lugrín y tantos otros que han sabido estar apoyando desde su lugar, infaltables y con una bonhomía muy especial. Obvio que los presidentes se recuerdan, y mucho, y han sido varios. En los últimos tiempos, José Omar Spinelli, Sergio Urribarri y Julio Larrocca fueron los que han transcurrido, y este último ya lleva más de 20 años largos al frente de la institución, y quizá pueda cumplir el récord de Julio Grondona en AFA, que ostentó más de 30.

Spinelli se fue a trabajar a Paraná, Urribarri tuvo una larga trayectoria política, siendo Gobernador y hoy Embajador en Israel, mientras que Larrocca se mantiene en el cargo con una fuerte presencia en AFA, donde incluso en su momento llegó a sonar para Presidente del Consejo Federal, y hoy mantiene una relación más que estrecha con Claudio Tapia (Presidente) y demás dirigentes de AFA. Una presencia que sin duda trajo beneficios y el principal fue el no estar desamparados, como se estuvo muchos años, en cuanto a decisiones que obviamente nos perjudicaron, no solo a Concordia sino a la provincia. Hubo, sin duda, influencia de Larrocca en invitaciones a equipos del interior, a darle más “volumen” al fútbol de esta parte del país y también “peleó” por situaciones que les correspondían en su momento.

Tanto es su camino en AFA que hace poco, en una entrevista, Larrocca dijo que “gracias al fútbol he conocido mucha gente, en AFA y pude viajar a algunas partes del mundo, estar presente en Mundiales, cosa que obviamente ni soñaba hace unos años. Además, pude mantener estrecha relación con quien fue nada menos que el vicepresidente de FIFA, Julio Grondona, con quien tenía grandes charlas que me permitieron aprender y crecer dentro del mundo del fútbol”. También, como contrapartida, admitió, claro, que “en Concordia administramos pobreza”, de la que siempre destacamos que es una parte culpable, porque hace años que Concordia debía tener canchas en buen estado y cada vez están peor.

Es cierto, sí, que estuvo al lado de los clubes, y que estos no hicieron las gestiones que por ahí correspondían para poder tener las canchas en condiciones. Y esto último es responsabilidad de cada club, pero por ser presidente de la Liga, a Larrocca le corresponde parte de la responsabilidad, quizá en no ponerse firme para ponerse junto a los clubes en la gestión, que por allí tuvo algún atisbo, pero quedó en eso nomás. De todas maneras, conoce como nadie la Liga y sabe cómo llevarla adelante, y por ello tiene el apoyo casi total de los clubes, más allá de que con alguno que otro pueda tener diferencias, aunque absolutamente que no enemistades. Deberá tener el timón bien firme hasta el final del año y tomar más que buenas decisiones, junto a los clubes, en el año siguiente para tratar de que el fútbol no pierda lo que al menos consiguió, buenos campeonatos y buena afluencia de gente a las canchas.

Pero muchísima gente, directa o indirectamente, ha hecho cosas muy buenas por el fútbol, desde quien abre una cancha, pasando por un utilero, cuerpo técnico, jugador, dirigente y simpatizantes que hacen cosas por sus clubes, en un 99 por ciento ad honorem y eso ayuda indirectamente a la Liga. También hubo gente que trató de dar una mano con lo mejor, como su poner tener Wanderer´s con Echezarreta (ya fallecido), Ferro con Bellafiore, Salto Grande con Di Girolamo y García, y La Bianca con Martínez, entre otros casos, como también el del recordado “Caminito” Salazar (fallecido) en Victoria y “Pacha” Alalí (fallecido) también en Wanderer´s, entre muchas otras personas que han querido a un club y lo han ayudado como nadie para intentar ser cada vez mejores.

Pero nos queremos detener en un punto importante desde lo deportivo, de la época de Martín Di Girolamo y Ulises García, en Salto Grande, surgieron los jugadores que hoy brillan en el fútbol profesional. Solamente citar nombres como Lucas Robertone, Marcos Senesi, Leonardo Godoy, Marcos Kremer (futbolista que luego se volcó al rugby y hoy es una de las grandes figuras de Pumas –jugando en Francia-), entre otros tantísimos jugadores que surgieron de esa cantera y que se desparramaron por el país y el mundo. Entonces, el deseo es que la mayor cantidad de clubes pueda trabajar con esa seriedad en inferiores para seguir creciendo.

La Liga también ha tenido sinsabores, cuando tuvo que salir a atajar el juicio aquel que se le vino encima con la absurda muerte en cancha de Sarmiento, y que por suerte pudo llegar a un arreglo y salvar a la institución, cuyo local habían comprado dirigentes de la misma Liga hace muchos años. En la gestión Urribarri-Larrocca se logró ese acuerdo y se pudo salvar lo que hubiese sido toda una hecatombe.

Entre lo más feliz de los últimos tiempos, también podemos citar algo que también fue motivo de comentario días pasados, como aquel hecho histórico de que el Consejo Federal de AFA venga en pleno a Concordia a reinaugurar las instalaciones y a sesionar en nuestra ciudad. Juan Carlos Chagas, desde CTM, había sido el pilar para la reestructuración de la Liga que quedó a nuevo, y los dirigentes del Consejo cortaron aquella cinta, en un acontecimiento histórico del que sólo estuvo ausente el mismo Julio Grondona, a quien le surgió un viaje al exterior en ese momento, pero le había dado la palabra a Larrocca que estaría.

En definitiva, muchísima historia a lo largo de 94 años, que no es poca cosa, y seguramente también varias cosas más por contar, y no nos alcanzaría el diario entero para poder recordarlas.

Hoy se transitan estos tiempos difíciles, donde el confinamiento por cuidarse hace que la cabeza trabaje mucho más, seguramente pensando en buenas cosas para lo que viene y tratando de conseguir los mejores recursos para llevarlas a cabo. La Liga también promete volver mejores, y es un buen síntoma.

Deja un Comentario