Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Anivesario del paso a la inmortalidad de la compañera Evita

Aniversario de la muerte de Evita.

Eva fue un ser excepcional, sus actos siguen siendo un modelo para las mujeres argentinas y las del mundo entero. Criada en la violencia insensible que ocasiona la pobreza surgió la abanderada de los humildes, cuyo amor no se apagó a pesar de su partida.

La vida y obra de Evita incomoda a todos, porque es coherencia, es ejecución, es renunciamiento, es decisión; pero por sobre todo es la fuerza inconmensurable que solo posee el amor. Sus obras fueron irrepetibles porque no estaban animadas solamente por satisfacer necesidades básicas materiales, si no por su permanente vigilia, por su atención directa y personal, por su corazón, del que el amor fluía como una llama viva.

Ni siquiera el cáncer fue capaz de torcer su voluntad, y con no más de 30 kilos sus palabras, su amor, su entereza permanecía inquieto y vivo, a pesar de que su cuerpo se carcomía. Poco podía hacer ante tan intachable figura las pintadas oligárquicas, o el odio de las mesas de té, o la animosidad del vendepatrias que solo buscan dinero.

Que pueden hacer los polvorientos expedientes, los escritorios, la actitud de egoísta de algunos secretarios y funcionarios, en fin, que puede hacer minúscula, y muchas veces, e insensible fría burocracia estatal ante la obra de semejante mujer.

Tan grande fue lo hecho que a pesar de muerta, el odio continuó y creyeron que profanando su sepulcro, robando su cuerpo, escondiéndolo, podían desaparecerla; pero no pudieron arrancarlo del verdadero monumento que el pueblo le había alzado en los corazones de todos los humildes. Eva es conciencia, es acción, es la doctrina peronista encarnada, viva, actuante.

De Evita se aprende, y se comprende; ella vive para recordarnos siempre que donde existe una necesidad, nace un derecho.

Consejo Departamental del Partido Justicialista de Concordia – Juventud Peronista Concordia


 

Deja un Comentario