Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Madre de un joven golpeado por un rugbier, sigue reclamando justicia

El jovencito de apenas de 14 años sigue en estado delicado, luego de haber recibido una violenta patada de un rugbier que le fracturó la cadera, porque, el adolescente, solo quiso defender de una feroz golpiza a su tío discapacitado, que estaba siendo agredido en el suelo.

Cinthia Noelia Galeano, la madre del joven que recibió las tremendas patadas en su cadera, que resultó fracturada en varias partes, dijo a EL Sol-Tele5 que “todo comenzó por una medianera en el barrio San Pantaleón”, y que, a raíz de esas diferencias con el vecino, este “atacó a mi hermano y a mi hijo de 14 años, el cual terminó fracturado en el hospital Masvernat”.

En ese mismo sentido reseñó que  “el “Chule” Miño lo amenazó a mi hermano discapacitado, y de a traición y por la espalda, le pegaron una trompada en la cara y lo dejaron desmayado tendido en la vereda. Cuando mi hermano estaba tirado en el piso -recordó- por la agresión de Cardozo, de Miño y los Jacinto, lo seguía agrediendo con patadas en la cabeza, en ese momento a mi hijo Pio le fracturaron la cadera”.

“Yo recuerdo que en ese momento intenté meterlo para adentro de mi terreno tironeándolo, yo intenté ayudarlo a mi hijo y me pegaron también a mí. En eso mi hijo intentó defenderme y Jacinto, de una patada le fracturó la cadera, por lo que quedó inmóvil en el suelo y ahí le siguió pegando patadas. Mi hijo está fracturado por la patada que le pegó este Michael Jacinto, que es un rugbiers que juega en un equipo de acá de Concordia”, recordó Cinthia.

Finalmente, la desesperada mujer que solamente exige justicia, relató que “así no podemos seguir viviendo. Estamos todo el día encerrados, no salimos a ningún lado por miedo a esta gente que vive pegada a mi casa. Nos insultan, nos amenazan, no nos dejan vivir en paz”, y sin poder contener el llanto dijo: “yo no puedo más, no podemos vivir tranquilos, nosotros no molestamos a nadie, pero tenemos que soportar a esta genta”, y recordó que “el otro día, íbamos con mi hijo al hospital y me lo cruzo al agresor en el camino y se nos burla. Queremos justicia, que la policía y que la justicia hagan algo con esta gente que vive pegada a mi casa. Yo lo único que quiero es tranquilidad para mí y para mi familia”, reclamó.

Imagen: La madre del joven contó las situaciones a las que está expuesta por falta de justicia.

1 Comentario

Deja un Comentario