Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Galileo, un grande que quedara en la historia

El hijo se Sadrels Wells se convirtió el padre con mayor cantidad de ganadores de GI de todos los tiempos y su enorme generosidad continúa el camino hacia la inmortalidad.

En Argentina su línea está presente con algunos de sus descendientes y los resultados son más que convincentes.

Galileo (foto) nació el 30 de marzo de 1998 en Irlanda de la cruza  entre los estupendos Sadrels Wells (Northern Dancer) y Urban Sea (Miswaki).

Por entonces la ganadora del Arco de Triunfo de 1993, ya tenía dos crías y luego generaría otros vástagos destacados, alguno de ellos con soberbio paso por las pistas y/o la reproducción, como por ejemplo Sea The Stars, Black Sam, Bellamy o Melikah.

Sin embargo ninguno alcanzó el suceso de Galileo, en ambos ámbitos, con una campaña breve pero consistente, que incluyo victorias en el Derby de Epsom (GI-2400), Irish Derby (GI-2400), King George and Queen Elizabeth II Stakes (GI-2400), Ballysax Stakes (G3-2000), Derrinstown Stud Derby Trial G3-2000).

A su formidable paso por las pistas adicionó un éxito reproductivo pocas veces visto y la semana pasada se convirtió en el semental de más ganadores de GI de todos los tiempos, cuando su hija Peaceful se quedó con las Irish 1000 Guineas GI y elevó la marca a 85 hijos de grado uno superando los 84 que llegó a producir el también legendario Danehill (Danzig).

Galileo integra además una lista selecta por ser padre de cuatro ganadores del Derby de Epsom (GI), hazaña que alcanzó en 2019 con el triunfo de su hijo Anthhony Van Dick.

Comparte el honor con su hermano Montjeu (Sadrels Wells) y otros grandes reproductores de todas las épocas como Cyllene, Waxy, Sir Peter Teazle y Blandford.

A la fecha, ningún sire en la historia pudo ganar 5 veces la que es considerada la prueba selectiva más exigente del mundo pero lo extraordinario de su caso es que aún cuenta con generaciones para sumar algún triunfo más.

A diferencia de Montjeu, Galileo ganó el Derby y también cuenta con un nieto paterno ganador, que es el bueno de Massar, vencedor en 2018, con los colores del Godophin.

En junio del 2019 alcanzó los 192 ganadores de grado y en agosto del 2018 sus hijos llegaron a 328 victorias de grado en Europa, superando en record que estaba en poder de su padre, Sadrels Wells.

Como se dijo anteriormente, en noviembre del 2019 llegó a 85 ganadores de GI e igualó la línea de Dnehill, al que despojó hace dos semanas con el éxito de Peaceful en Curragh (Irlanda).

En 2016 lograría otras buenas marcas

Con la victoria de Minding en las 1000 Guineas pasó a tener hijos ganadores en la 5 pruebas selectivas denominadas Classics: 1000 Guineas, 2000 Guineas, Derby, Oaks y St Leger.

A la fecha, sus hijos suman 17 conquistas en los 5 cotejos citados.

En el mismo año sus vástagos Found, Highland Reel y Order of St George lideraron la clasificación del Arco de Triunfo (GI-2400) la prueba europea por excelencia.

El último sábado se llevó a cabo en Curragh (Irlanda) el Irish Derby (GI-2400) y Galileo fue 2do y 3ro con sus hijos Tiger Moth y Dawn Patrol.

Es verdad que no pudo vencer pero es cierto que ya suma 6 ganadores en la prueba que también consiguió en su campaña, en 2001. Junto a Gallinule (Isonomy) y su padre Sadlers Wells, es uno de los 3 sementales con más vencedores en la principal prueba selectiva de Irlanda.

Y se debe sumar la victoria que consiguió con su nieto paterno Trading Leather (Teófilo) en 2013.

Cuando Danehill llegó a 84 ganadores clásicos, en marzo del 2010, muchos pensaron que sería imposible de doblegar, por el hecho de que se desempeñaba en ambos hemisferios y sus números de crías harían las cosas inalcanzables.

Máxime al haber superado el record anterior, en poder de Sadlers Wellas en 2005.

Este último terminó con 323 ganadores clásicos y 73 de GI pero Danehill llegó más lejos, con 84 en el máximo nivel y un total de 344 titulares jerárquicos.

Hasta que Galileo irrumpió con su fuerza para sobrepasar la línea de Danehill, una década después.

Cuando este último llego a su notable record, Galileo contaba con cuatro generaciones y ya sumaba una docena de titulares de GI.

Y la diferencia entre ambos también tiene sustento en que el hijo de Sadlers Wells padrillo en ambos hemisferios menos tiempo que su oponente.

Sin embargo ambos se mostraron fértiles en la reproducción y cuentan con más de 2000 hijos corredores.

Galileo suma 315 ganadores clásicos pero destronó a Danehill al conseguir 207 titulares de pruebas de grado.

Se afianza en lo más alto de la consideración con standares y cifras formidables.

Pero lo más extraordinario de Galileo es su generosidad como así también la de algunos de sus decendientes, tan el caso de Teófilo, padre de la invicta ganadora del Prix Saint Alari (GI) Tawkeel (Irlanda) revalidando la fortaleza que tiene una línea paterna de enorme suceso en el mundo entero.

Y para remarcar que la influencia de Galileo lo trasciende, sus hijos no detienen su generosidad, tal el caso del citado Teófilo, que suma 91 ganadores clásicos y 16 de GI.

Esta cerca de alcanzar el centenar de crías clásicas, lo que lo ubicaría en un grupo integrado por menos de 20 padrillos europeos que supieron conseguir dicha cifra.

Tawkeel (Teófilo) se convirtió en el 35 titular de GI que producen en conjunto los hijos de Galileo, que cuenta con siete vástagos productores de diez o más ganadores clásicos en el hemisferio N.

El generoso Teófilo lidera los números, seguido por Frankel (50 ganadores clásicos) y New Approach (43) pero por la edad de Frankel se espera que supere los números de Teofilo, sin dudas.

Es bueno detenerse en Frankel para decir también que alcanzó los 35 ganadores de grupo en el hemisferio norte, más rápido que cualquier otro semental europeo en la historia y a la fecha cuenta con un increíble  13% de ganadores clásicos sobre hijos que corrieron y un 17% de ganadores clásicos sobre hijos que compitieron.

Está claro que Galileo con su joven línea paterna, hace tiempo que llegó para quedarse.

Mientras tanto, en Argentina son varios los establecimientos de cría que apuestan a la genética de Galileo y los resultados están dando la razón, Treasure Beach, Sixties Icon, Cima de Triomphe y Heliostatic, son ejemplos puntuales de ello.

                                                                                                                                                                  Por: Gustavo Rapetti/gustavorapetticoncordia@hotmail.com

Deja un Comentario