Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

“Yo le vi los ojos nada más, pero esos ojos me quedaron grabados, los reconocería”, dijo la hermana de Teresita Galli

La hermana de la profesora de biología Teresita Galli, cruelmente asesinada en su domicilio el día lunes 29 de junio, ubicado en calle San Luis al 1023, contó detalles ante nuestro medio cómo sucedieron los hechos, luego de que ella quiso entrar a la casa, pero se encontró con que estaba puesta una llave del lado de adentro.  Fue en el marco de la marcha que realizaron ayer familiares, alumnos y amistades de la profesora asesinada. La movilización partió de la Escuela Comercio 1 y llegó hasta la sede de Tribunales, donde familiares de la víctima fueron recibidos por los fiscales que investigan la causa.

René Galli, hermana mayor de María Teresa, contó a El SOL-Tele5 que “ese día (por el lunes 19), me llamó el jardinero porque había venido a la casa de Teresita, debido a que tenía que  terminar un trabajo, y me avisó que estaba golpeando pero que no lo atendía nadie, cuando ya habían pactado el horario”, detalló.

“Ni bien me avisó, yo me vine enseguida para la casa de mi hermana, porque ella a veces tenía un poco de presión alta y pensé que a lo mejor se había descompuesto”, contó René, al tiempo que agregó: “Quise poner la llave en la puerta, pero resulta que estaba la llave del lado de adentro, entonces le golpeé la puerta y la ventana pensando que estaría descompuesta por su problema de presión. Cuando se me ocurre, con mi llave, empujar la que estaba del lado de adentro de la casa para que cayera,  pero veo que abren la puerta; pensé que era Teresita y resulta que era un tipo. Yo le vi los ojos nada más, pero esos ojos me quedaron grabados, los reconocería”, contó mientras con un pañuelo se secaba las lágrimas.

René, una vez recuperada del llanto, prosiguió su relato. “No quise entrar porque pensé que me iba a hacer algo a mí, entonces salí corriendo y le fui a pedir ayuda al hombre que tiene el negocio de computación en la esquina, le pedí por favor que llamara a la policía y en cuanto vino entramos y nos encontramos con ese cuadro espantoso, mi hermana estaba muerta”.

Más adelante, reflexionó: “menos mal que no entré, porque este tipo me mataba a mí también. Yo lo único que vi fue al hombre que de adentro me abrió la puerta. Recuerdo que cuando escuché la llave me quedé más tranquila, porque pensé que era mi hermana y que estaba bien. Menos mal que no entré en ese momento porque me mataba a mí también”, expresó la mujer.

LA MARCHA RECORRIÓ EL CENTRO DE LA CIUDAD Y CULMINÓ EN LA PUERTAS DE TRIBUNALES

Una gran cantidad de personas se manifestaron recorriendo el centro de la ciudad de Concordia, desde la escuela Comercio N°1 “Gerardo Victorín”. Con tapabocas y con pancartas con la leyenda “justicia”, que eran llevadas por numerosas personas, marcharon en silencio hasta la puerta de los Tribunales para hablar con las autoridades a cargo de la investigación del homicidio de la docente.

“Aunque quedan varias pruebas por hacer aún, ya se levantaron muchos rastros, vestigios de ADN y se secuestraron teléfonos. Todo eso lleva tiempo porque son muchas cuestiones técnicas”, detalló ante nuestro medio el coordinador de fiscales José Costa.

Vale recordar que desde un primer momento había surgido una versión que daba cuenta de que “Castillo no habría actuado solo en el crimen. En ese sentido, el representante del Ministerio Público Fiscal, sostuvo: “Hasta ahora no hay muchos elementos como para pensar que fueron dos personas”.

Costa mencionó además que, al imputado Castillo, se le imputa de “criminis causa” (agravado por la causa) es decir,  cuando una persona mata a otra para procurar un robo y evitar que lo reconozcan, buscando su impunidad”, acotó el coordinador de fiscales.

“MI TÍA ERA COMO MI SEGUNDA MAMÁ”, DIJO GABRIEL, SOBRINO DE TERESITA

Sobre esa misma versión, un sobrino de la víctima, expresó que “todavía no se descarta que pudo haber otra persona, no sé si dentro de la casa, porque hay dos huellas de zapatillas, pero aparentemente entró con un par de zapatillas, se cambió y volvió con otro. Un par de zapatillas parece que encontraron en la casa, también el reloj… Espero que no haya nadie más, porque si quedó uno suelto corremos riesgo cualquiera de los que estamos afuera. Esperemos que esto se aclare lo más rápido posible y que se pudra en la cárcel”. Y con profundo dolor en sus palabras dijo: “Mi tía era como mi segunda mamá”.

“SI ME CRUZO CON EL ASESINO LO MATO Y YA ESTÁ”

Minutos antes del inicio de la marcha, mientras llega una gran cantidad de gente y se aprestaban a iniciar la movilización,  el hermano de la víctima, con la mirada perdida y con rasgos de dolor en su rostro, habló con nuestro medio.

Antonio Galli, hermano de María Teresa, refirió a El Sol-Tele5 que “los alumnos organizaron la marcha y nos solidarizamos con los chicos, ella (por su hermana) dio clases 30 años en Comercio N°1. La verdad que mi hermana era muy conocida. Todos los días hay un caso y esta vez nos tocó a nosotros. Estamos muy mal, no lo podemos creer”.

Párrafo seguido expresó que ahora “se me pasó la furia, pero estuve muy enfurecido. Los jueces tienen que ver acá, a la justicia déjenla de lado, no la nombren más, son ellos los que largan a estos delincuentes”, dijo.

Del mismo modo y todavía dolido por el mal momento que están atravesando, Antonio advirtió que “toda la sociedad piensa que le va a ocurrir y termina ocurriendo como nos pasó a nosotros. Tu hermana está en peligro en este momento y es por estos señores que largan a los presos si ya vimos que largaron a todos, ahí están las consecuencias”, espetó.

Galli exclamó además que “el asesino tendría que estar preso, es golpeador, tendría que estar preso y lo largan. La sociedad está cansada y si no tendríamos que cambiar a los jueces y estar nosotros en ese lugar y hacer justicia ciudadana.  Yo no hablé con los jueces, pero les pido que se pongan a la altura porque la ciudadanía ya está cansada, si esto no es para tomar medidas no va a faltar nada para que las tomemos”, advirtió.

Por último, y en relación a la pena que le podría caber al homicida, Galli dijo: “No sé cuánto es la perpetua, ¿200 años por lo menos?, pero me parece que es muy poco, 20 años, después 10, después 5, después 3, después 2 y después 1. Si tengo la oportunidad de cruzarme con el asesino lo mato y ya está. Yo no tengo nada que perder”, y advirtió que “al juez que lo larga lo voy a tener anotado como tengo a todos los jueces con apellido y nombre. Todos los que están acá piensan lo mismo”, precisó Antonio Galli.

3 Comentarios

    • Juan
      7 julio, 2020

      Ya esta dejenla descanzas pobre mujer y el hermano que deje el alcohol diganle mejor que el q mucho habla no hace nada q no se haga pepito el pistolero

      Reply
    • Hugo
      7 julio, 2020

      Juan, que comentario canalla. Claro, como es anónimo, A que no te animas a poner tus datos. Decírselo de frente al hombre, si te animas, de paso levantas el trasero de la computadora.

      Reply
    • Emilia
      7 julio, 2020

      La verdad tarado(Juan) deberias ponerte en el lugar de la familia y pensar q harias si te mataran a tu madre, hermana o hija y ahi vemos si no te vas a hacer «el pepito pistolero» como dijiste, idiota.

      Reply

Deja un Comentario