Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Castillo se abstuvo de declarar pero quedó imputado por el homicidio de la docente jubilada

Luis Castillo, único imputado por el homicidio de la docente jubilada María Teresa Galli, haciendo uso del derecho constitucional, se abstuvo de declarar en la audiencia llevada a cabo ayer en horas del mediodía en los tribunales locales, ante el fiscal José Arias. Ahora, se pedirá la audiencia de prisión preventiva que se llevará a cabo hoy a las once de la mañana en los tribunales locales ante el juez de garantías, Mario Figueroa, en la que se discutirá el cuadro probatorio.

Ante cronistas de El Sol-Tele5, el defensor de Castillo, el abogado penalista Marcelo Sigot, explicó que: “a mi defendido se lo acusa de Homicidio Calificado en contexto de Violencia de Género y Criminis Causae”.

Del mismo modo el letrado agregó que: “tuvimos la audiencia de declaración indagatoria donde mi asistido, por sugerencia mía, hizo uso del derecho constitucional de abstenerse a declarar”, no obstante aclaró que “eso no implica que sea valorado en su contra, es un derecho que le asiste la Constitución nacional”.

Vale puntualizar que Castillo había sido detenido este miércoles por la tarde, tras allanamientos realizados en Concordia. Un compañero de trabajo fue quien encontró la tarjeta de débito de la víctima en un vehículo de la firma, que solo ellos dos conducían.

Más adelante Sigot comentó que: “se dio lectura a la prueba que lo involucra y elementos que fueron secuestrados en el domicilio”, y detalló que “existen horas de filmación, que todavía, sobre eso, está por resultar la conclusión y el dictamen pericial”.

Para los investigadores, hay un aporte probatorio relevante, es el que surgió de los primeros peritajes realizados en el teléfono celular del detenido, en el audio se comprobó que Castillo intentó vender las joyas robadas a Teresita Galli en una joyería ubicada en calle Catamarca. El supuesto homicida dejó esos elementos de valor en el local y debía pasar a cobrar en la misma tarde en que cayó detenido, pero el impedimento que le habría planteado el orfebre, sería que el valor de las joyas rondaría entre 170 mil y 200 mil pesos, suma que habría sido imposible de abonar el joyero ante el apuro de Castillo.

Por otra parte, el abogado penalista, comentó ante nuestro medio que: “hay prendas de vestir que se secuestraron en la casa el miércoles por la tarde, y que mi defendido tenía utilizando el lunes por la mañana, el día del hecho”, no obstante, reconoció que “esto no quiere decir que sean las prendas que usó la misma persona que haya supuestamente participado del hecho, son prendas que coinciden -sostuvo- en un registro fílmico y que se mandaron a analizar para ver si hay restos de algún tipo de material genético de la víctima”.

Sobre el calzado que secuestraron las autoridades, Sigot mencionó que: “hay dos pares de zapatillas y una coincide con el registro fílmico donde se lo ve a mi asistido ingresar y salir varias veces, producto de su trabajo en la fábrica de la panificación, estas coinciden con las zapatillas que ese día tenía puestas mi defendido”, aunque aclaró que: “no quiere decir que sean las zapatillas de la persona que pudo haber entrado al domicilio, eso también es parte de un levantamiento de muestras que ésta defensa tendrá que evaluar y merituar que tipo de pruebas son”, concluyó.

Deja un Comentario