Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Pepe Mujica fue lapidario con la medida de Lacalle Pou para «atraer» argentinos

El ex presidente de Uruguay afirmó que la disposición retrotrae a su país a cuando «funcionaba como un eslabón intermediario a intereses financieros argentinos que se dedicaban a sacar (fugar) plata”. Alertó también sobre el riesgo para la relación bilateral.

El ex mandatario de Uruguay José Pepe Mujica criticó al gobierno conservador de su país al reconocer que no le “gusta un carajo» la decisión del presidente Luis Lacalle Pou de facilitar que extranjeros con alto poder adquisitivo puedan tener una residencia fiscal en ese país para evadir impuestos en su lugar de origen.

Mujica consideró que esa medida “pone en peligro” la relación de Uruguay con Argentina e implicaría una marcha atrás en el esfuerzo de la la república oriental por dejar de ser “un paraíso fiscal”.

“Entramos en una dialéctica que ya hemos vivido en este país y que no me gusta un carajo, para nada. La relación con Argentina es el primer capítulo de la política exterior del Uruguay”, remarcó el ex mandatario durante una entrevista por radio Metro.

La medida cuestionada es la que el presidente Luis Lacalle Pou hizo entrar en vigencia ayer y que posibilita que argentinos y cualquier extranjero con alto poder adquisitivo puedan comprar una vivienda allí y establecer un domicilio fiscal.

Para Mujica, ese tipo de medidas se corresponden con un momento en el que “Uruguay tenía un sistema financiero bastante opaco que funcionaba como un eslabón intermediario a intereses financieros argentinos que se dedicaban a sacar (fugar) plata”, y que el Frente Amplio trató de desandar durante sus años de gobierno.

“Argentina tiene una larga experiencia en sacar dólares hacia el exterior” y “eso ha sido utilizado por intereses especulativos que utilizaron las condiciones del Uruguay para que huyera capital”, reconoció.

Por este motivo, la nueva medida tomada por Lacalle Pou corresponde con “una actitud que seguramente no resulta simpática para los intereses argentinos”. “Puede parecer una buena solución de corto plazo para algunos, pero para mí pone en peligro algo muy trascendente que es la estabilidad de una relación muy importante para Uruguay”.

El ex mandatario uruguayo negó haber hablado de este tema con el presidente argentino, Alberto Fernández, y reconoció los problemas que esto podría acarrear: “Las malas relaciones con la Argentina en la época de (Juan Domingo) Perón determinaron que en cinco o seis años Perón nos cerrara la canilla y que al Uruguay no viniera ni el loro”, comentó.

EL CORONAVIRUS EN URUGUAY

Durante la entrevista, el dirigente evaluó los efectos del coronavirus en su país. Sostuvo que uno de los motivos por los cuales Uruguay tiene pocos casos es porque “es un país de poca población” y con “una fuerte presencia de los servicios públicos” que durante los sucesivos gobiernos del Frente Amplio “no fueron abandonados sino mejorados”.

No obstante, reparó en que “el enemigo está agazapado, sobre todo en la frontera como esperando la oportunidad de hacer una travesura”, y señaló que el peligro está en el límite con Brasil, el país más afectado por la pandemia en Latinoamérica. “Hemos tenido presencia de contagios en Rivera y Treinta y Tres. No es casual, son departamentos fronterizos muy ligados a la vida de Brasil”, apuntó.

Deja un Comentario