Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

CAFESG gestiona la radicación de una empresa estratégica para la producción de pacú a escala en la región

Con el objetivo de aprovechar las ventajas que supone el agua termal para la Piscicultura, y a través de la promoción de la radicación de empresas del Área de Desarrollo de CAFESG, la empresa PEZ CAMPERO inició su proceso de instalación en la ciudad de Concordia, con el objetivo de producir alevines y juveniles para engorde en la región.

Al respecto, el Vocal y Coordinador de CAFEG, Eduardo Asueta, a cargo del proyecto, informó que “La experiencia recolectada nos dice que el agua termal mejora hasta en un 100 % la productividad. Esto coloca a Entre Ríos ante un gran escenario para el desarrollo de la piscicultura, vamos a gestionar todo lo que sea necesario para sumarle un nuevo sector productivo a la Región Salto Grande”. El vocal recorrió las instalaciones que ya han iniciado el proceso de inversión y producción a través de una empresa paranaense que se muda a la ciudad de Concordia.

Por su parte, el empresario panaense Sebastián Almaraz, titular de PEZ CAMPERO, sostuvo que desde hace años estamos trabajando en esta posibilidad acompañados por el Dr. Asueta, finalmente y luego de meses de negociaciones logramos un acuerdo con el titular de un pozo termal, quien nos alquilará el predio, y aportará el agua termal residual que es clave para el desarrollo. Queremos hacer genética y reproducción, y desarrollar un sistema productivo integrado, tercerizando el proceso de engorde. Tenemos muy buenas expectivas es este proyecto,

Al respecto, Asueta informó que “El agua termal, por razones de calidad y temperatura es oro líquido para la piscicultura. La idea es dejar de derrochar este recurso y ponerlo en valor para que toda la cuenca termal de agua dulce de la provincia posibilite el desarrollo de la piscicultura entrerriana. Las condiciones objetivas están dadas.”

Por otro lado Asueta dio cuenta que “El período de engorde está dado por el verano, el agua termal lo que permite es que ese período se extienda 12 meses, mejorando ampliamente la competitividad de la producción. Lo que venimos pensando para el sector es que los establecimiento que tengan acceso al agua termal residual produzcan juveniles de 200 gramos en invierno, y que durante el verano el engorde final de Pacú se realice en otros establecimientos hasta lograr el peso de faena.”

Por último, Asueta informó que “Con este aporte, Entre Ríos se equipararía a Corrientes y Chaco en materia de productividad, pero estaría en mejores condiciones geográficas, porque aquí estamos en condiciones de producir alimento balanceado de muy buen calidad, y además estamos bastante más cerca de los centros urbanos de consumo. Falta el factor humano. Y hay toda una cadena productiva por desarrollar, hay que hacerlo a través de las condiciones objetivas y las capacidades de gestión, tanto pública como privada.

Deja un Comentario