Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Qué delitos se juzgarán y qué función cumplen los ciudadanos

«Habrá un cambio de paradigma», explicó el presidente del Colegio de Abogados de Entre Ríos, Dr. Alejandro Canavesio. Informó sobre cómo serán los juicios a partir de este cambio de paradigma.

Se realizó el sorteo de la nómina de personas que quedaron seleccionadas para integrar los juicios por jurados. En total hubo 19 extracciones del bolillero.

Islas del Ibicuy fue el departamento que mayor cantidad de bolillas demandó para completar el cupo de 160 jurados, mientras que en el caso de Paraná se completó la elección de 1.000 personas con los cuatro primeros números.

Los diecinueve números fueron: 187- 608 – 865 – 145 – 717 – 052 – 833 – 897 – 248 – 941 – 056 – 814 – 212 – 531 – 367 – 655 – 181 – 130 – 638.

Al respecto, el presidente del Colegio de Abogados de Entre Ríos, Dr. Alejandro Canavesio, indicó que «celebramos lo que ha ocurrido. Estamos dando cumplimiento a una manda constitucional. Es importante el juicio por jurados, que entre pares podamos decidir la culpabilidad o no culpabilidad de aquel que haya cometido algún tipo de delito penal».

«Lo que nos corresponde al Colegio de Abogados es haber sido artífices y haber logrado el objetivo de darle a la sociedad estas relaciones entre las instituciones y las personas. Nuestro objetivo ya está cumplido. Se ha logrado un trabajo que se viene desarrollando paulatinamente», dijo.

Asimismo, señaló que «la Colegiación entrerriana del Instituto de Derecho Penal, le llevamos al gobernador un proyecto de ley que, si bien no es el que salió, tiene muchas aristas y mucho de lo que nosotros planteamos. Se hizo con mucho consenso. Esto da resultado, es darle a la ciudadanía representación».

Ayer salieron preseleccionados 5000 entrerrianos: 2500 hombres y 2500 mujeres. El rol «será escuchar todas las pruebas, la defensa, la acusación, todo el contexto de un caso penal que se lleva adelante en una audiencia oral y pública. Va a percibir a través de sus sensaciones lo que se está desarrollando en ese ámbito. Luego se va a juntar a deliberar con sus pares y entre 12 personas van a decidir la culpabilidad o no culpabilidad de esa persona que está siendo enjuiciada».

Los delitos que serán juzgados son «todos aquellos que tengan penas mayores a 20 años. Son los delitos contra la persona o dignidad humana, homicidios, violaciones». En ese sentido, señaló que «desde el Colegio se planteaba una pena menor para incluir otro tipo de delitos. Festejamos igualmente que se sancionó esta ley. Para ir perfeccionándola tenemos que aprender con lo que tenemos e ir evolucionando».

Es obligatorio ser parte del juicio por jurados, es una carga pública y no es posible negarse a participar, en el caso de resultar seleccionado. Por cumplir esta función, hay una retribución económica. «Si uno participa no le pueden descontar el día en el trabajo», resaltó.

Sobre el rol de los abogados, informó que «la tarea será distinta, hay un cambio de paradigma. No es lo mismo dirigirse a un juez que a 12 personas. Hay que convencerlas de los hechos, de las pruebas que uno tiene. La forma y manera de expresarse y conducirse cambia a lo que veníamos desarrollando. Tendremos que capacitarnos, saber de técnicas procesales. El juez dirige el juicio, da las órdenes a los jurados, pero se va a abstener de muchas cosas».

Es algo nuevo para todos. Lo primero que se hace es una preselección de 36 personas. Abogados, defensa y fiscalía tienen la posibilidad de recusar, impugnar, hasta que queden conformadas esas 12 personas y 6 suplentes. Las únicas que entran al cuarto son 12. A partir de que estas personas queden definidas estarán aisladas. No tendrán contacto con familiares, prensa, jueces, abogados», agregó.

Comentó que «tienen que estar los 12 de acuerdo sí o sí. No puede haber desacuerdo. Habrá pautas que el juez les dará».

«Hace meses que trabajamos para depurar el padrón, porque por ejemplo nosotros no podemos salir sorteados. Están exceptuados funcionarios públicos, abogados, escribanos, todos los que tengan formación sobre derecho», manifestó.

Remarcó que «la experiencia que se ha tenido en otros lugares es muy buena. Las personas que han participado han dado declaraciones de mucha satisfacción. Es participar en una parte del estado cuestionada. Las personas seleccionadas no necesariamente tienen que saber de derecho. A la comunicación de que salieron sorteados la hará la Junta Electoral. Es una preselección».

Deja un Comentario