Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Provincias, con más controles a camiones para bloquear caballos de troya del Covid-19

Gobernadores de distritos donde la pandemia parecía controlada endurecen vigilancia y testeos a los transportistas. Refuerzo en rutas y multas de hasta un millón de pesos por romper protocolos.

La dinámica de la pandemia que oscila entre las flexibilizaciones y la rigurosidad del aislamiento encontó en los últimos días su propio factor imponderable: el tránsito de los camiones que llegan desde distritos con circulación interna del virus.

Así, los gobernadores de las provincias donde se había registrado un aplanamiento en las curvas de contagios decidieron reforzar los controles del tránsito de mercaderías, para evitar la aparición de goteras en lo que hasta ahora había sido un exitoso control de la enfermedad. La decisión va de la mano de la implementación de multas a aquellos transportistas que rompan con los protocolos establecidos.

Hubo dos alarmas en los últimos días, que llegaron desde Salta y Mendoza, dos de las provincias donde se habilitaron un mayor número de actividades, incluidos locales gastronómicos, bares, shopping y en donde están permitidas las reuniones familiares. En ambos casos, creen que los camiones fueron el caballo de Troya que utilizó el virus, como ya había ocurrido en Tucumán.

En el episodio salteño, un camionero que regresó a la provincia desde Buenos Aires y otras cuatro personas con las que estuvo en contacto dieron positivo en los exámenes de Covid, en Orán. Anteayer, el gobernador Gustavo Sáenz visitó el hospital de esa localidad y entre las medidas tomadas aparece la suspensión de la apertura al turismo interno, que estaban en agenda desde esta semana.

En Mendoza, en tanto, se dio una situación similar, y se sumaron once contagios que quebraron un largo invicto en la aparición de casos. Diez de ellos son miembros de una familia que rompió la cuarentena para un festejo de cumpleaños y todas las miradas apuntaron también a un camionero -que había estado en Quilmes -como el transmisor del virus. Sin embargo, el resultado del test dio negativo, aunque cuando se dio el presunto contagio por proximidad, el transportista presentaba síntomas. El mandatario Rodolfo Suarez no dio marcha atrás con las excepciones al aislamiento, pero suspendió aperturas. “No vamos a retroceder momentáneamente, pero tampoco habrá nuevas autorizaciones hasta que avance la investigación”, dijo Suarez.

BLINDADOS

Diez días atrás, el líder camionero Pablo Moyano había lanzado una dura advertencia a los gobernadores e intendentes por las demoras que se generaban en la revisión de vehículos, con amenazas de iniciar una protesta que derivara en un virtual desabastecimiento de medicamentos, alimentos y bebidas.

Es que provincias que parecían blindadas al Covid observaban el contexto con preocupación, ya que el raid de camiones no sólo era para descargar mercaderías, sino también como paso de corredores que conectan el tríangulo infeccioso Brasil, Chile y Buenos Aires. La situación impacta, por supuesto, en distritos de frontera y en las rutas internas.

Por eso, después de días de tantear con pulso político la relación con el gremio, el ejemplo de Salta y Mendoza hizo que los gobernadores volvieran al plan de la mano dura.

Justamente, el gobernador mendocino firmó el decreto que impone mayores controles en el transporte de mercaderías que ingresa, egresa o transita por esta provincia ya que “los camioneros locales deberán guardar estricta cuarentena en sus domicilios, y los camiones serán vigilados por monitoreo satelital”.

Los choferes con residencia en Mendoza que realizan viajes a otras jurisdicciones, tanto nacionales, como internacionales, deberán realizar el test rápido cada quince días, y su estadía en la provincia deberán guardar estricta cuarentena en sus domicilios, con la circulación restringida a efectos de su actividad.

“No podrán realizar encuentros familiares, solo podrán participar en la convivencia con su núcleo familiar directo”, dispuso el gobierno. El mandatario recordó que la provincia forma parte del Corredor Bioceánico lo que hace que “la situación sea compleja por la cantidad de camiones que ingresan. Son cerca de 1500, la mayoría es transporte transitorio”. Asimismo detalló: “Veníamos con muchos días sin casos, con una tasa muy baja, estuvimos cerca de un mes sin casos en la provincia y los que resultaron positivo venían de afuera y se encontraban cumpliendo el aislamiento en hoteles. Tenemos 900 personas cumpliendo la cuarentena en estos lugares”.

Respecto al Corredor Bioceánico, el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, mencionó en una entrevista con Ámbito Financiero la semana pasada que esa situación es una “debilidad” para mantener a raya al coronavirus. “Los encapsulamos, literalmente. Los ayudamos a trasladarse desde una punta de la frontera a la otra para que crucen por San Luis. Si tienen que hacer carga y descarga, tenemos la zona de actividad logística donde lo pueden hacer”, dijo el mandatario peronista sobre los transportistas que cruzan la provincia a diario. “Si el camionero tiene algún inconveniente, lo solucionamos. Si quiere dormir en San Luis, puede dormir en las zonas que tenemos predeterminadas. En la ruta 7 y en la ruta 8 estamos tratamos de defendernos para que no entra el virus a San Luis”, añadió.

NORTEÑOS

Por su parte, el salteño Sáenz intensificó los controles de ingreso a la provincia por la situación de Orán. Se reforzaron las guardias en distintos tramos de las rutas nacionales 50 y 34. El Gobierno provincial señaló que pese a los contagios, el virus no está circulando en la provincia. Por eso, se habilitó el fútbol 5 y la pesca deportiva, al tiempo que se canceló el turismo interno.

En ese sentido, el jujeño Gerardo Morales fue pionero tanto en la implementación del turismo interprovincial (entre otras actividades, incluidas las deportivas) y también en las discusiones con el gremio de Moyano. Inclusive, el radical le pidió la semana pasada disculpas a los camioneros por “los inconvenientes” relativos a los test y las demoras en los accesos. Sin embargo, a raíz de las últimas situaciones, dobló la apuesta: anunció más rigurosidad en el plan Fronteras Sanitarias Seguras y anticipó que el monto de multas a las empresas que incumplan protocolos se incrementará y llegará al millón de pesos.

También en Tucumán el peronista Juan Manzur endureció controles tras detectarse un contagio de un transportista la semana pasada. Inclusive, el gremio mantuvo reuniones con la ministra de Salud provincial, Rossana Chahla, en donde el gremio se puso a disposición del Gobierno para realizar los test a los doscientos choferes registrados.

El caso sorprendió a la administración de Manzur, ya que el camionero con Covid no había registrado viajes a provincias con criculación interna. El hecho lleva mantener la mesura y la guardia alta incluso en los distritos que aparecen como menos comprometidos. En las provincias nadie canta victoria.

Deja un Comentario