Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Francisco dispuso que el vaticano deje de comprar a empresas con sede en paraísos fiscales

El Papa argentino fue elegido en 2013 y una de sus principales misiones a partir de ese momento fue ordenar las finanzas vaticanas, una ardua reforma que se topó con oposiciones internas.

Con un decreto del papa Francisco, el Vaticano estableció una nueva legislación de compras con eje en la «transparencia, centralización y competencia», por la que dejará de comprar «bienes, servicios, obras y trabajos» a empresas y personas que tengan su sede en paraísos fiscales o que tengan accionistas residentes en esos Estados.

El texto, publicado el lunes, está formado por un centenar de artículos y es el fruto de cuatro años de trabajo. El papa Francisco fue elegido en 2013 y una de sus principales misiones a partir de ese momento fue ordenar las finanzas vaticanas, una ardua reforma que se topó con la oposición de varios «dicasterios» (ministerios), que gestionan sus fondos de manera muy autónoma y poco transparente.

La legislación explicita que serán excluidos de las compras del Vaticano los proveedores «residentes o establecidos en Estados o territorios con regímenes fiscales preferenciales según lo dispuesto por las instituciones internacionales, de acuerdo a lo definido por la secretaría para la Economía, o si tienen participación directa o indirecta de sujetos residentes o establecido en los Estados o territorios antes mencionados».

Además de considerar la residencia en paraísos fiscales, el elenco de prestadores de la Santa Sede excluirá a los operadores que en el momento estén siendo investigados o tengan condenas de primer grado por participación en organizaciones criminales, corrupción, fraude o delitos terroristas, por lavado o por explotación de menores.

Giuseppe Pignatone, presidente del Tribunal del Vaticano y gran especialista italiano de la lucha contra la mafia nombrado en octubre por el papa, destaca que la ley también busca realizar «importantes ahorros» gracias a la competitividad entre empresas. Los Museos del Vaticano, una fuente de ingresos que atrae cada año a cerca de siete millones de turistas, reabrieron el lunes. Su cierre desde el 8 de marzo no hizo más que acentuar los problemas financieros de la Santa Sede.

Deja un Comentario