Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Gastronómicos toman recaudos antes de la reapertura

Incertidumbre en algunas pizzerías, bares y restaurantes céntricos por la reapertura del sector gastronómico. La mayoría necesita primeramente adaptarse a los protocolos para volver a abrir sus puertas, ya que hay mucho temor a las multas que rondan los 100.000 pesos. Consideran que “la Municipalidad no nos da garantías y nos van a buscar el pelo en la sopa para multarnos”, expresaron.

En diálogo con El Sol-Tele5, Marcelo Domínguez, propietario de una pizzería de calle Pellegrini afirmó que esto es reciente. “El protocolo es bastante extenso y exigente y de un día para el otro después de 70 y pico de días de cuarentena se hace difícil volver a la actividad, aunque todos estamos con muchas expectativas. Lo establecido hay que cumplirlo y hay que enseñarle a la gente lo que tiene que hacer. El comerciante gastronómico tiene un poco de miedo de que en algún momento algo no se llegue a cumplir y después vengan las multas que son bastantes caras y rondan los 80 y los 100.000 pesos”.

El dueño de “Pizzería el Reloj del Centro” comentó que ya hubo comercios a los que le han hecho multas. “Como vamos a abrir con una capacidad reducida pensamos que una multa puede llegar a salir mucho más cara de lo que podemos llegar a facturar, porque vamos a estar reducidos en la capacidad al 50 por ciento. Hay comerciantes que tienen ese miedo, pero esperemos que las autoridades estén a la altura de la situación y tengan consideración con el sector, porque hace muchos días que estamos cerrados. Además, hay que adiestrar al personal”.

Marcelo fue claro al decir que no se puede abrir de un día para el otro: “Acá estamos con la gente de limpieza y viendo cómo hacer para cumplir con el protocolo. Hay que invertir, hay que ponerse a tono con la situación. Nosotros seguimos manteniendo el delivery, no es lo mismo que antes, ya que el delivery para nosotros significaba un 25 por ciento de la facturación y el delivery está trabajando en un 80 por ciento de lo que era antes. No alcanza ni cerca para cubrir gastos. Estamos aguantando y esperando a ver como continuamos y como seguimos adelante”.

Por último, Domínguez sostuvo que hay que comprar mercadería porque estaban trabajando reducido: “Reponer, hacer costos y fijarse los precios, hay un montón de trabajo. No es que uno prende las luces y ya está abierto, acá necesitamos unos días para acomodarnos, abrir y esperar las expectativas que tenemos de parte del sector, verdaderamente es una incertidumbre total y no sabemos lo que va a pasar”.

1 Comentario

    • Charly
      31 mayo, 2020

      Entre tantas incongruencias del cocinero dueño de la cuidad, si yo manejo mí vehículo y mí esposa,pareja, conviviente tiene que ir sentada atrás, pregunto,en el restaurante yo me siento en una mesa y ella en otra?????,y otra, mí documento termina par y el de ella es impar,…ella va al restaurante el lunes y yo voy el martes????? Deja de pelotudear cocinero!!!!!

      Reply

Deja un Comentario