Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Alberto Fernández: «A los países que abrieron la economía no les fue bien»

El presidente aseguró que el Gobierno «le está prestando mucha atención» a la actividad. Pidió a los bonistas una «contraoferta razonable» por la deuda.

El presidente Alberto Fernández habló ayer sobre la situación económica y sanitaria de Argentina frente a la pandemia de coronavirus, aseguró que el Gobierno «le está prestando atención a la economía», y remarcó que a los países que abrieron la economía sin priorizar la salud “no les fue bien”.

El jefe de Estado respondió así a las críticas recurrentes de quienes cuestionan el impacto de las medidas de aislamiento social sobre el nivel de actividad económica. «Al Gobierno la economía le preocupa más o igual que al que más le preocupa, pero estamos viviendo una situación muy singular», dijo Fernández en diálogo con Radio Rivadavia. En esa línea, aclaró que «estamos en una situación excepcional”: “Nunca la Argentina ni el mundo vivió esto. A los países que abrieron la economía, no les fue bien», manifestó en relación a la pandemia de coronavirus, que «cambió la realidad del mundo».

Respecto del financiamiento del país, el mandatario nacional defendió la emisión monetaria para cubrir la asistencia social: «Tenemos mecanismos para controlar cómo el dinero circula y en eso estamos trabajando con el ministro de Economía, Martín Guzmán», dijo. El Presidente advirtió además sobre la «magnitud» del nivel de informalidad de la Argentina, y dijo que «se ve potenciado por los que evitan pagar impuestos y ocultan sus actividades».

Sobre ese tema, destacó que la puesta en marcha del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) fue compleja, porque se trata de una ayuda destinada a «gente que no trabaja ni está registrada en ningún lado». «Hay una millonada de personas fuera del sistema y cuesta detectarla. Cuando el Estado tiene que ir en socorro de la gente, cuesta identificarla», explicó el mandatario.

Consultado por el proceso de renegociación de la deuda, Alberto Fernández aseguró que el Gobierno trabaja muy bien con el Fondo Monetario Internacional, y valoró las expresiones del organismo respecto de la negociación. «Con el Fondo estamos trabajando muy bien. He sido muy crítico y la sensación que tengo es que quieren una conducción técnica y razonable. Es gente que lee con sentido común la economía», consideró.

«Valoro mucho las expresiones de la directora del Fondo porque hemos tomado con seriedad el tema», enfatizó el jefe de Estado, aunque remarcó que «lo que no era serio era prestarle a un Gobierno que sabía que no podía pagar”, en relación al préstamo de 57 millones de dólares que se otorgó durante el mandato de Mauricio Macri.

Sobre la oferta a los bonistas, el Presidente aseguró que «los que piensan que nosotros no queremos negociar, se equivocan”, y aclaró que “lo que no queremos es comprometernos a una deuda que no podemos pagar». En línea con esto último, el líder del Frente de Todos reiteró que el Gobierno sigue «dialogando y negociando» con los acreedores, a quienes les pidió que «hagan una contraoferta razonable».

«Si hay una contraoferta razonable, no tenemos empacho en analizarla, pero que la hagan», manifestó. Fernández dejó en claro que «el deseo del Gobierno es no defaultear», y enfatizó que el propósito es «pagar lo que Argentina pueda». “Los acreedores deberían estar tranquilos porque lo que les estamos ofreciendo es lo que podemos pagar. Vamos a pagar en la medida de lo que podamos. Nos vamos a comprometer en esos términos», aseveró.

Deja un Comentario