Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

El G20, a favor de suspender pagos al FMI y al Banco Mundial

El G20 apoyó ayer la suspensión temporal del cobro de la deuda de las naciones más pobres por parte del Banco Mundial y el FMI. La Argentina aplaudió la resolución a través del ministro de Economía, Martín Guzmán, quien pidió que se incluya también a los acreedores privados en los casos que sean necesarios.

Guzmán participó de la tercera reunión virtual de ministros de Finanzas y titulares de bancos centrales de los países miembros del G20, en la que se acordó un plan de acción conjunto destinado a mitigar el impacto económico de la Covid-19.

“Apoyamos una suspensión por tiempo limitado de los pagos de deuda de los países más pobres que solicitan tiempo”, dijo el G20 en el comunicado, luego de un encuentro en el cual el titular del Palacio de Hacienda subrayó ante sus pares que la Argentina “apoya la iniciativa de alivio de deuda del FMI y del Banco Mundial”.

El ministro puntualizó que “nosotros consideramos que estos esfuerzos deben ser más abarcativos e incluir a los acreedores privados en los casos que sea necesario. De otro modo se corre un riesgo de socavar la efectividad de las políticas que se están llevando adelante para lidiar con los efectos de la Covid-19 en el mundo».

Guzmán también señaló que «las perspectivas de recuperación luego de la pandemia dependerán en buena medida de cómo se lidie con el problema de sostenibilidad de deuda de los países más afectados”. Sobre el programa de reestructuración que encara el país, dijo que “Argentina ha estado siguiendo un proceso ordenando, sobre la base de buena fe, para reestructurar la deuda y restaurar la sostenibilidad”.

En ese sentido adelantó que “en los próximos días se presentará la propuesta a los acreedores, que es consistente con nuestro marco macroeconómico y con el análisis de sostenibilidad de la deuda pública de Argentina realizado por el equipo técnico del FMI”. El funcionario agregó que el país “constituirá un gran antecedente para el funcionamiento de la arquitectura internacional de resolución de crisis de deuda soberana”.

«Está claro que estamos aprendiendo todo de todos», aseguró Guzmán, y destacó que «la flexibilidad para aprender de forma rápida, adoptar planes y la coordinación entre los países será clave para nuestras chances de manejar de la mejor manera y la más efectiva este desafío histórico».

Deja un Comentario