Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

El primer no es el último caso

Se activaron todas las alarmas con el primer caso confirmado de coronavirus en Concordia y la preocupación de la gente se pudo verificar en que la comunicación del intendente Alfredo Francolini, flanqueado por los doctores Héctor Strassera y Miguel Ragone, de anoche, fue vista  por miles de personas.

Hay una situación que demuestra como se ha “colado” el virus al interior del país y donde los cerebros del Comité de Expertos que asesora al presidente de la Nación, no alcanzaron a explicar.

Se ha dicho que se “cerraron las fronteras” pero no para los argentinos varados en el exterior, un numeroso grupo de 30 mil personas, de las cuales se repatriaron más de la mitad a través de vuelos de Aerolíneas Argentinas.

Ahora, a los porteños, se los aísla en hoteles de la Capital Federal para que pasen la cuarentena debidamente aislados, dejando que los “cabecitas negras” del interior se vayan a sus lugares de origen, como ocurrió con este primer caso de Concordia y como seguramente pasara con otros centenares de casos de todo el país.

Como hay muchos contagiados entre los que vinieron del exterior que son asintomáticos y no presentan temperatura en los primeros días de incubación del virus, se los mando a hacer cuarentena “en su domicilio”, pero muchos volvieron en colectivos, otros fueron traídos por familiares que viajaron hasta Ezeiza y compartieron abrazos, viaje, algunos mates y bajaron en paradores de la ruta a tomar una bebida fresca, es fácil imaginar que pueden haber estado diseminando el virus en todo su recorrido.

Luego, llegados aquí, se barricaron todas las entradas a Concordia, el tío Alfred hizo caso omiso del texto constitucional del Art. 14, justificado en la pandemia, pero a nadie de su “Task Force” se les ocurrió que todo viajero proveniente de países con alta circulación del virus debía ser aislado pero no en su domicilio, sino haciendo lo mismo que hicieron los porteños llevándolos a hoteles para asegurar que no violaran el aislamiento, ni pusieran en riesgo a sus familias, amigos y vecinos.

Los porteños, que obviamente tenían capacidad suficiente para alojar a los “cabecitas negras” del interior ya que los hoteles están vacíos y las plazas disponibles superan las 800 mil en Buenos Aires, dejaron “colarse” a los del interior por una razón simplemente económica, no hacerse cargo de su aislamiento, ni darles de comer por la razón que no son contribuyentes de su ciudad, demostrando su insolidaridad histórica con los habitantes del “interior” del país.

Por otro lado, es también cierto, que los viajeros querían llegar a sus hogares pero hay una razón más poderosa que se anteponía a sus deseos: la Salud de sus vecinos.

El acceso único a la ciudad resultaría innecesario si los repatriados hubiesen sido parados en los aeropuertos de arribo y allí mismo deberían haber hecho las cuarentenas, no trasladarse a los cuatro puntos cardinales del país.

Aparte, siempre que se les da atribuciones especiales se originan abusos, se extralimitaron del “control sanitario” y los “varitas” hicieron el control “de todo”, para hacer boletas y ganarse algunas monedas, los Federales, semblanteaban si no era posible que los ingresantes a la ciudad Traian drogas, los prefectos, si no violaban las leyes de pesca y los de Abigeato, sino trasladaban animales sin guía, en fin, se perdió de vista el objeto y se mezclo la biblia y el calefón, el resultado que ellos consideran bueno, es que “lo tenemos adentro”, como decía el Diego. El coronavirus ya esta aquí.

Ahora, hay que ver si con estos antecedentes demuestran estar a la altura de los acontecimientos o se amparan en ampulosos movimientos mediáticos para hacer ver a la opinión publica que se esta haciendo mucho y en verdad pueden moverse de aquí para allá , pero si lo hacen “a tontas y a locas” estamos en el horno.


 

1 Comentario

    • FRANCISCO
      31 marzo, 2020

      Ya esstá confirmado que dio positivo? que es el priner caso? Leo y trancribo dos comentarios: Diariio Rio Uruguay dice el director del Masvernat, que se trata de HIPERTERMIA. En el cometario del Diario Rio Uruguay, el padre dice que en el Masvernat le hicieron el isopado y lo madaron a cunplir la cuarentena. El diario «El Sol» lo da como un caso POSITIVO. Podíamos llegar a saber cual es la verdad?

      Reply

Deja un Comentario