Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Asociación de Pastores Unidos de Concordia

En consonancia a la reciente publicación de ACIERA, entidad que nuclea a la mayoría de las Iglesias Evangélicas de la República Argentina, es nuestro deseo informar que:

Desde APUC valoramos y acompañamos las decisiones tomadas por el Sr. Presidente de la Nación Dr. Alberto Fernández, por el Sr. Gobernador de nuestra provincia Gr. Gustavo Bordet y por el Intendente de nuestra ciudad, Sr. Alfredo Francolini, respecto de priorizar la salud de la población, para lo cual se gestionaron oportunas y acertadas decisiones para enfrentar a la pandemia producida mundialmente por el COVID-19. Hechos que nosotros agradecemos, y seguramente lo harán las próximas generaciones.

Comprendemos que tanto, cada persona, como las instituciones debemos  sumar esfuerzos. Es por ello que damos a conocer  las acciones que nuestra comunidad de fe ha comenzado a realizar, movidos por un firme compromiso social que como Cristianos Evangélicos hemos demostrado, toda vez que nuestra ciudad nos necesitó frente situaciones adversas que afectaban el bienestar de la comunidad, como la que hoy nos toca vivir. En virtud de lo cual expresamos nuestra voluntad de:

Cumplir y hacer cumplir las normativas que han establecido las autoridades competentes. Lo que implicó oportunamente la inmediata suspensión de las reuniones multitudinarias en los templos.

Accionar desde el comienzo de esta emergencia social para la organización de una Red de oración por las distintas autoridades que están en la primera línea de batalla tomando decisiones y actuando para servir a la población, lo cual mantendremos hasta que sea necesario.

Disponer un servicio de atención a nuestros ancianos para asistirlos en la realización de compras y otros trámites que puedan necesitar, teniendo presente que son la población más vulnerable frente a la pandemia y que deben recibir mayor cuidado.

Organizar, a través de voluntarias la confección de barbijos y batas sanitarias. También, aportar las herramientas para la tarea. Hasta el momento hemos confeccionado estos elementos con los materiales que contábamos, pero atento a que los mismos deben ser de características particulares para el uso en el área de salud, nos vemos obligados a requerir del municipio, o de quien Ud. Indique, la materia prima apropiada para la confección.

Poner a disposición de la Municipalidad de nuestra ciudad, espacios físicos, mano de obra y elementos de cocina para elaboración de comida.

Asistir con alimentos, dentro de nuestras posibilidades, a quienes están desocupados y/o se enmarcan dentro del trabajo informal, o que están impedidos de salir a ganar el sustento.

Seguir asistiendo, en algunos de nuestros templos, a personas con problemas de adicción en recuperación, incluso a familias en situación de calle.

En el marco de la presente normativa, realizar acciones motivacionales con el fin de alimentar y fortalecer el espíritu de nuestros ciudadanos. 

Por ultimo poner a disposición del municipio nuestras instalaciones para uso sanitario, si es que así la emergencia nos obligue.

No está demás expresar nuestra determinación de interceder ante nuestro Señor y dador de toda vida, a favor suyo y de todas las autoridades, como así también, cada persona involucrada en el área de salud, de seguridad, y de las distintas áreas destinadas a enfrentar esta crisis. También oramos y bendecimos a las miles de familias que desde sus hogares cumplen responsablemente con la cuarentena establecida, con el fin de detener el avance de este mal que nos acecha.

El rey David, en un momento de sumo peligro para su vida, expresó: “¿DE DÓNDE VENDRÁ MI SOCORRO? MI SOCORRO VIENE DEL SEÑOR QUE HIZO LOS CIELOS Y LA TIERRA”, del mismo modo que él actuó, animamos a usted y a toda nuestra comunidad, a sostenerse con esa misma convicción, DIOS mediante, pronto esto será parte de nuestras memorias, esto también pasara y seguramente seremos personas promovidas a nuevos niveles de entendimiento de la Vida, que habiendo reconocido nuestra debilidad, nos transformemos en mejores personas, respetuosos, amantes de Dios, del prójimo y la vida, de toda vida.


Deja un Comentario